El Periódico

La camiseta del Barça en Colón desata la polémica

El PSC, ICV-EUiA y el PP muestran su rechazo y piden explicaciones a Trias

EL PERIÓDICO / Barcelona

Jueves, 23 de mayo del 2013 - 17:24 CEST

Colón vestido del Barça

El PSC, ICV-EUiA y el PP han criticado este jueves que el consistorio ceda monumentos para que sean usados como soporte publicitario, después de que haya permitido a Nike vestir la estatua de Colón con la camiseta del Barça.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Gabriel Colomé, ha asegurado: "Disfrazando a Colón el ayuntamiento incumple la ordenanza municipal de usos del paisaje urbano". Y ha recordado que la normativa dice textualmente: "No se admite publicidad sobre los templos, cementerios, estatuas, monumentos, fuentes, equipamientos, servicios públicos, zonas naturales y espacios verdes".

Por su parte, el líder ecosocialista, Ricard Gomà, ha pedido al alcalde Xavier Trias su retirada. "Estamos ante una nueva muestra de cómo el gobierno de Trias mercantiliza en espacio público y el patrimonio de la ciudad". Y el líder municipal del PP, Alberto Fernández Díaz, ha ha reclamado al gobierno municipal de CiU que explique qué criterios se siguen para ceder como soporte publicitario monumentos, así como ha manifestado su reticencia a que fachadas emblemáticas o monumentos como el de Colón o Rafael Casanova sean utilizados para ello.

El Ayuntamiento de Barcelona, a través del Instituto Municipal del Paisaje Urbano, ha autorizado de forma "excepcional" a la empresa Media Planning Group, SA a llevar a cabo una acción publicitaria consistente en instalar, del 21 de mayo al 9 de junio, una réplica de la camiseta del FC Barcelona en la estatua del monumento de Cristóbal Colón, que se está rehabilitando.

El teniente de alcalde de Hábitat Urbano del Ayuntamiento de Barcelona, Antoni Vives, ha explicado que de acuerdo con el convenio firmado Barcelona ingresará 94.100 euros (más IVA), en concepto de reparación por el impacto paisajístico ocasionado, que se destinarán íntegramente a proyectos de entidades sociales.

El jugador quedó sorprendido por la decisión de la FIFA