El Periódico

PREOCUPACIÓN ENTRE LOS FOTÓGRAFOS

Los fótografos no pueden reclamar al Barça por el robo de sus cámaras

Los fotoperiodistas firman un documento que les señala como "únicos responsables" de la vigilancia de su material

Los fótografos no pueden reclamar al Barça por el robo de sus cámaras

ALBERT BERTRAN

Fotógrafos en un partido de la Champions.

Jueves, 9 de febrero del 2017 - 18:01 CET

Los fotógrafos que acuden habitualmente al Camp Nou para cubrir gráficamente los partidos de Liga y Copa del Rey del Barça para los diversos medios de comunicación acreditados no pueden reclamar absolutamente nada al Fútbol Club Barcelona en caso de que, como les ocurrido a dos fotoperiodistas, en diciembre pasado en el clásico y este martes en partido de Copa, les desaparezcan dos equipos completos, de cámara, teleobjetivo, tarjetas y transmisor de imágenes, valorado cada uno de ellos en unos 25.000 euros.

La razón por la que los fotógrafos no pueden reclamar nada al Barça es porque, previamente al inicio de cada partido, estos profesionales firman un documento integrado por cuatro puntos, el último de los cuales les impide demandar al Barça en caso de robo. Este documento, que debe firmarse obligatoriamente si se desea contar con el peto o la acreditación que da derecho a acceder al terreno de juego, ha empezado a exigirse a partir de esta temporada.

Los fotoperiodistas han de firmar ese documento para poder tener derecho a acceder al terreno de juego para captar imágenes

SABER QUIÉN HA SIDO

“Yo, la verdad, no recuerdo haber firmado un documento parecido cuando voy a otros campos de la Liga y me estoy refiriendo a Bernabéu, Calderón, Valencia, Sevilla, Pamplona, Eibar, Anoeta…”, señala a EL PERIÓDICO un fotoperiodista de una agencia internacional, con sede en Barcelona, que suele cubrir cada fin de semana un partido de Liga por la geografía española.

Es evidente que los dos fotógrafos que han sido robados en los dos últimos meses en el Camp Nou han presentado denuncias ante los Mossos, no solo por el hecho de que les habían robado y, por tanto, han sufrido la pérdida de importantes pertenencias sino por un tema de seguro y, también, como reconoció Albert Gea, de la agencia Reuters, víctima de un robo el pasado martes, “quisiera saber quién me ha robado el equipo y puede que, viendo las grabaciones del Camp Nou, los Mossos puedan saberlo”.

Evidentemente, los dos fotoperiodistas afectados reclaman del Barça mayor vigilancia, conscientes de que el documento firmado les impide llegar más lejos en sus exigencias al club, que asegura lamentar “profundamente” lo sucedido, poniéndose a disposición de los Mossos “para todo lo que haga falta, ayudando a la investigación y esclarecimiento de los hechos”.

SIN DERECHO A RECLAMAR

El documento que firman los fotógrafos empieza por un punto en el que se les solicita “respetar los límites de las zonas de trabajo sin acceder al terreno de juego ni antes, ni durante, ni después del partido”. Como segundo apartado, les ruegan “seguir las instrucciones del personal del Club o, en su caso, del personal contratado por el Club para los servicios de seguridad o control de accesos y acomomodación”.

El último punto señala que los fotógrafos "son los únicos responsables de la seguridad y vigilancia de sus equipos"

Un tercer punto se refiere, concretamente, a la utilización de las fotografías que capten. “Las imágenes solo podrán ser utilizadas por el medio de comunicación a favor del cual se ha emitido la acreditación y con fines periodísticos o informativos. El medio de comunicación que pretenda ceder, transmitir, vender, licenciar o, de cualquier otra manera, permitir el uso, por parte de un tercero, de las imágenes obtenidas, o que pretenda utilizar las imágenes con fines no informativos o periodísticos, deberá obtener la autorización previa y por escrito del FC Barcelona”.

Y el último punto afecta directamente a la crítica situación vivida por los dos profesionales que han perdido sus equipos, valorados cada uno en 25.000 euros. “El profesional acreditado desde ahora (momento en que firma el documento y recibe el peto o acreditación para acceder al terreno de juego), renuncia a reclamar al FC Barcelona por cualquier daño, pérdida o perjuicio, incluyendo lesiones, que puedan sufrir durante su permanencia en el área del Camp Nou no derivados directamente de accidentes causados por el mal estado de las instalaciones. Los profesionales acreditados son los únicos responsables de la seguridad y vigilancia de sus equipos y pertenencias particulares durante su estancia en las instalaciones”.

TEMAS

No le asusta tener que ganarse la titularidad, pero tampoco quiere aburrirse en el banquillo