Ir a contenido

ACTIVIDADES DE DIVULGACIÓN

El océano, el último territorio salvaje

El Museu Blau de Barcelona explora los mares del planeta en una exposición muy visual

La muestra recupera material inédito del premiado documental 'Océanos'

Antonio Madridejos

zentauroepp40787636 museu blau171102175657

Presentación en el Museu Blau de Barcelona de la exposición Oceans, lúltim territori salvatge.  / CARLOS VALBUENA

Más de 500 personas trabajaron durante cuatro años y con un presupuesto de 50 millones de euros en la filmación del premiado documental Océanos, una espectacular y ecologista visión de los mares de los cineastas franceses Jacques Perrin y Jacques Cluzaud que ya acumula 12 millones de espectadores en 40 países. Sin embargo, por motivos obvios, el metraje solo pudo incluir 103 minutos de las más de 480 horas disponibles.

 Ahora, el Museu Blau de Barcelona, en el Fòrum, acoge una exposición visual con aquel material todavía inédito, o al menos una parte, y le añade diversos dispositivos interactivos, imágenes en 3D y actividades divulgativas para todos los públicos que pretenden "concienciar y emocionar", como explica el comisario de la muestra, Óscar Vega. "Queremos que la visita sea una experiencia transformadora, que la gente reflexione y recuerde que las pequeñas acciones individuales, como no tirar basura al mar, pueden significar mucho -afirma-. Estamos esquilmando los recursos del océano de forma irresponsable y absurda".

Tras pasar por Madrid, Santiago de Chile y Alicante, entre otras ciudades, la exposición Oceans, l'últim territori salvatge se podrá ver en Barcelona hasta el 14 de septiembre del 2018. "Las imágenes -añade la directora del Museu Blau, Anna Omedes- aúnan un valor científico y estético".

Fauna marina. / galatée films

El esfuerzo que supuso la filmación de 'Océanos' y los medios que hicieron posible el documental, especialmente la participación de Disney, "difícilmente volverán a repetirse", asume Vega. Por ejemplo, como recuerda el productor Olli Barbe, el documental fue el resultado de 75 expediciones marinas y para la filmación fue necesario desarrollar tecnologías muy novedosas, como unas cámaras que se movían a la misma velocidad que delfines y atunes.

Aun así, Vega explica que los océanos siguen siendo en gran parte desconocidos: "Tenemos mejor cartografiada la superficie de la Luna que la de los fondos marinos". Y aunque sabemos de la existencia de al menos 240.000 especies marinas diferentes, como destaca uno de los plafones de la exposición, se estima que el total puede ser de muchos millones. En el mismo sentido se expresa el biólogo Josep Maria Gili, del Instituto de Ciencias del Mar, centro del CSIC en Barcelona: "Tratamos muy mal lo que desconocemos. Si pudiéramos destinar más esfuerzos a conocer esos misterios, los podríamos proteger mejor".  

Medusas. /  GALATÉE FILMS

El espacio expositivo del Museu Blau está levemente iluminado para que recuerde lo que es la vida en el mar, dice Vega. La muestra incluye en primer lugar una proyección de 15 minutos en una pantalla curvada de 150 metros cuadrados, diseñada especialmente para la exposición. Las imágenes muestran desde los inicios de la vida en el mar hasta problemas muy actuales como la sobrepesca y la aparición de especies invasoras como las medusas.

El recorrido continúa por 14 pantallas que emiten cortos de unos tres minutos sobre aspectos diversos de la vida marina. Hay además dos pantallas estereoscópicas -visión con gafas en 3D- filmadas por el buceador italiano Roberto Rinaldi.

Banco de peces. /  GALATÉE FILMS

Los días 18 y 19 de noviembre, coincidiendo con la Semana de la Ciencia, se desarrollarán tres talleres para conocer la riqueza marina, el hielo antártico y cómo funcionan los vehículos submarinos de exploración científica. Habrá además dos conferencias dedicadas al mar dentro del ciclo del Club de los Lunáticos: una sobre aspectos desconocidos de los océanos, con Josep Mari Gili (el 18 de enero), y otra sobre las medusas, con Dacha Atienza (15 de febrero).

0 Comentarios
cargando