Ir a contenido

Marc Marginedas ya está en casa

El corresponsal de guerra de EL PERIÓDICO, que ha permanecido secuestrado en Siria durante cerca de seis meses, ha llegado a Barcelona y se encuentra bien de salud

"Estoy bien. Me han tratado bien", ha declarado el periodista tras el emotivo recibimiento en el aeropuerto del Prat

Marc Marginedas llega a Barcelona tras seis meses de secuestro en Siria. / JORDI COTRINA / VÍDEO: MÒNICA TUDELA

"Estoy bien. Me han tratado bien". Estas han sido las primeras declaraciones de Marc Marginedas, que ya está en casa. Esta tarde de domingo un avión de la Fuerza Aérea Española procedente de Turquía ha aterrizado en el aeropuerto de El Prat de Barcelona a las 19.20 horas tras un secuestro de casi seis meses. Un calvario envuelto en heroicidad periodística, en muestra de supervivencia personal y alivio colectivo de todos aquellos que día tras día han tenido en su pensamiento el difícil trance de MarginedasLa familia, los amigos y los colegas de Marc respiramos tranquilos, aunque todavía queda la angustia de saber que otros profesionales de la información todavía siguen presos Siria. En el aeropuerto le ha recibido su familia, el director de EL PERIÓDICO, Enric Hernàndez, y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Marc Marginedas ha sido liberado este domingo de madrugada después de permanecer casi seis meses secuestrado en Siria en manos de yihadistas pertenecientes al grupo Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL). Marginedas ha llegado a Turquía, donde, acompañado por funcionarios del Estado, ha sido sometido a un chequeo médico para evaluar su estado de salud tras el largo cautiverio. Pese al suplicio de convertirse en rehén durante seis meses, Marc Marginedas está bien.

Marginedas fue secuestrado en los alrededores de la ciudad de Hama el pasado 4 de septiembre, pero en el tiempo que ha durado su secuestro ha sido cambiado en varias ocasiones de emplazamiento por las zonas controladas por la oposición al régimen de Bashar al Asad. En las últimas semanas, debido a la intensidad de los combates que han estado librando las facciones rebeldes entre ellas, estos desplazamientos han sido mucho más frecuentes y en condiciones muy adversas, según él mismo ha contado. Y es que Siria es un país desmembrado, donde las bombas caen a diario y más en las zonas del frente de batalla.

Veterano corresponsal

Veterano corresponsal de guerra de EL PERIÓDICO, Marginedas fue retenido junto a su chófer en un control de carretera por un grupo yihadista el pasado 4 de septiembre, el mismo día que este periódico mantuvo el último contacto por correo electrónico con él. Había entrado en el país solo tres días antes, a través de Reyhanli (sur de Turquía) acompañado por opositores del Ejército Libre Sirio (ELS) para informar de lo que en aquel momento parecía una inminente intervención estadounidense e investigar sobre el ataque con armas químicas que se había producido el 21 de agosto a las afueras de Damasco.

El mismo miércoles que fue secuestrado, Marginedas debía mandar un reportaje sobre un pueblo cercano a Hama que presuntamente había sido saqueado por el Ejército sirio. Hacia el mediodía se puso en contacto con la redacción, pero ya no llegó a enviar la información prometida, al ser retenido antes.

Transcurridas 48 horas desde de su desaparición, este periódico pudo confirmar que había sido secuestrado por combatientes islamistas, quienes presuntamente lo acusaban de espiar a favor de Occidente . El día 23 de septiembre, tras constatar el fracaso de todas las gestiones realizadas para obtener su pronta liberación, EL PERIÓDICO decidió hacer pública la noticia del secuestro, desatando una enorme ola de solidaridad con el periodista.

Solidaridad

Desde el primer momento en que trascendió el secuestro del reportero, las asociaciones profesionales de prensa internacionales y españolas, instituciones, oenegés y otros colectivos trasladaron a este diario su solidaridad y se sumaron a la petición de libertad de Marginedas, que luego hicieron extensiva al reportero de 'El Mundo' Javier Espinosa y al fotógrafao 'freelance' Ricard Garcia Vilanova, cuyo secuestro se dio a conocer el pasado 10 de diciembre. Ambos habían sido capturados también por un comando yihadista el 16 de septiembre, en la localidad de Tal Abyal, en la provincia de Raqqa, solo 12 días después de Marginedas.

El nombre de los tres periodistas españoles se añadió así a la lista de más de una treintena de reporteros extranjeros y más de un centenar de informadores locales secuestrados en Siria, país que se ha consagrado como uno de los más peligrosos del mundo para ejercer la labor periodística. En su último informe, presentado el 7 de febrero, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció una auténtica "escalada del horror" en este país.

0 Comentarios