Ir a contenido

UN CENTRO GASTRONÓMICO DE REFERENCIA

Alkimia, la guinda del pastel de Jordi Vilà

El chef completará en junio la oferta de la antigua fábrica Moritz

FERRAN IMEDIO / BARCELONA

Jordi Vilà, en Alkimia, que abrirá en junio en la antigua fábrica Moritz.

Jordi Vilà, en Alkimia, que abrirá en junio en la antigua fábrica Moritz. / DANNY CAMINAL

Por fin. Seguro que Jordi Vilà y su mujer, Sònia Profitós, susurrarán algo parecido cuando abra Alkimia en la antigua fábrica Moritz. Será a mediados de junio cuando se ponga en marcha de nuevo la "guinda del pastel" que es toda la oferta gastronómica del enorme establecimiento de la Ronda de Sant Antoni. Entonces, Vilà y los responsables de la cervecera que le ficharon en el 2011 resoplarán con un gesto de alivio e ilusión. Tendrán, por fin, uno de los centros gastronómicos más grandes de toda Europa: 5.000 metros cuadrados, ni más ni menos.

Para llegar hasta aquí, han pasado años y años de obras. El establecimiento que diseñó el arquitecto estrella Jean Nouvel fue acumulando retrasos, y para la dirección gastronómica se varió de criterio: en los planes iniciales figuraba el fichaje de Ferran Adrià, luego estuvo a punto de entrar Nandu Jubany, pero las negociaciones no acabaron de cuajar. Al final, Vilà cogió el mando de toda la oferta de este transatlántico que ha ido creciendo en diversidad y calidad.

La cervecería a pie de calle, el flamante Bistrot de VinsLouis 1856... y, en breve, Alkimia, que lucía una estrella Michelin cuando estaba en la calle de Indústria. Cerró en agosto del año pasado con la intención de reabrir en el primer piso del edificio de la Ronda de Sant Antoni en enero. Pero, para 'variar', se retrasaron los preparativos medio añito más.

UN "MICRORESTAURANTE"

De todos los proyectos que tienen lugar en la antigua fábrica MoritzAlkimia es el más esperado, el que tiene que darle el máximo caché gastronómico a la fábrica Moritz. «Será otra historia -promete el chef-. La cocina será más ambiciosa, buscaremos el mejor producto porque queremos dar un salto de calidad». Eso se traduce en que la nevera será "anecdótica" porque trabajarán con ingredientes comprados al mismo productor con los que elaborarán los platos allí mismo. Habrá menos de 20 comensales ("un microrestaurante", así lo describe Vilà), a losque se hará casi un traje a medida gastronómico.

El espacio estará presidido por una cocina a la vista «para demostrar transparencia, para decir que aquí me encontrarán, para que vean que vamos en serio». La decoración corre a cargo de Chu Uroz, que tiene más de modista que de diseñador de interiores, y que había trabajado con La Fura dels Baus y Bigas Luna, además de haber sido presidente de ModaFAD. "Quería que fuera alguien que no hubiera hecho nunca un restaurante, para no hacer nada que siguiera las tendencias".

Vilà, que fuera de la fábrica Moritz, regenta Vivanda y Velódromo, está ilusionado con el proyecto de Alkimia «porque dará sentido» a toda la oferta de Moritz. "En el Alkimia de antes nos desdibujamos un poco para aguantar el negocio. En el de ahora podremos ser ambiciosos". El menú degustación superará probablemente los 100 euros (en el antiguo Alkimia, había de 70 y 130, además del de mediodía, de 40).

BISTROT DE VINS, LA ÚLTIMA PROPUESTA

Alkimia completará las propuestas que con Moritz ha ido creando en la antigua fábrica. El último, Bistrot de Vins, con «tapas ilustradas con un toque de cocina gamberra en pequeño formato», resume Vilà, que destaca también la carta "muy particular" de 700 vinos (pueden tomarse a copas y medias copas, y en sorbos de dos centilitros) y el juego que se propone a los clientes, 'Endevina', con el que tienen que adivinar los cinco vinos de otras tantas copas que les ponen en la mesa.

Ya funcionaban la panadería, la cervecería con platillos distintos que tienen que ver con el mundo cervecero como salchichas y 'flammkugen', y Louis 1856, un restaurante de corte clásico modernizado, con un servicio de sala señorial y una carta con grandes piezas, ideal para celebrar un festín gastronómico.

Temas: Gastronomía

0 Comentarios