Ir a contenido

reacciones a la encuesta deL gesop para el periódico

Montilla se aferra a la «mayoría silenciosa» frente a los sondeos

Mas dice que el barómetro refleja que hay «unas ganas inmensas de cambio»

EL PERIÓDICO
BARCELONA

No podía ser de otra forma. Si en una mayoría confía José Montilla de cara a darle la vuelta a los sondeos adversos es en la «mayoría silenciosa». A esa masa de votantes ocultos, que o no son localizados por los encuestadores o no se atreven a confesar a desconocidos que seguirán confiando en el presidente de la Generalitat, apeló ayer el candidato del PSC para rebatir el barómetro electoral publicado ayer por EL PERIÓDICO. La encuesta, realizada por el Gabinet d'Estudis Socials i d'Opinió Pública (GESOP), señala que los socialistas catalanes no remontan y se quedarían con entre 31 y 32 escaños, su peor resultado en unos comicios al Parlament.

Inasequible al desaliento, Montilla recurrió al ataque como mejor defensa. «Hay gente que da por supuesta la derrota y se atreven a hablar de un retorno a la normalidad, pero yo no acepto la derrota anticipada», dijo en un foro de debate.

ACTA DE DEFUNCIÓN / El candidato socialista reafirmó su esperanza en dar un vuelco a los sondeos y aseguró a los asistentes al acto que aún no es el momento de «levantar el acta de defunción del proyecto del PSC».

Fuentes socialistas no se mostraron tan optimistas y reconocieron que el barómetro recoge el desencanto en el área metropolitana, el gran caladero de votos del PSC, por el azote actual del paro, informa Neus Tomàs. Una situación que, por desgracia para los afectados, no variará de aquí al 28 de noviembre.

En CiU se reaccionó con más tranquilidad. No en vano, la encuesta le concede entre 62 y 63 escaños, lo que, pese a ser un resultado algo peor que el del anterior sondeo, deja a los nacionalistas a solo cinco diputados de la mayoría absoluta (la que vale de verdad, sea o no silenciosa).

El candidato de la federación, Artur Mas, subrayó que el barómetro evidencia que en Catalunya «hay unas ganas inmensas de cambio». «Y no solo de gobierno, sino también de estilos y liderazgos», añadió. Mas insistió en que, pese a que todas las predicciones apuntan a una victoria de CiU, «queda mucho por hacer» si los nacionalistas quiere lograr un Govern «fuerte», informa Toni Sust.

DESGASTE SIGNIFICATIVO / Uno de los principales responsables de que las expectativas de CiU se mantengan en todo lo alto es el declive de ERC. El barómetro le da entre 11 y 12 escaños, una decena menos de los que logró en el 2006. El cabeza de lista republicano, Joan Puigcercós, reconoció que las encuestas publicadas en campaña «marcan tendencia» y que esta última muestra el «desgaste significativo» de los integrantes del tripartito. Dirigentes de Esquerra mostraron su confianza en mejorar esas cifras, tal y como pronostican otros sondeos realizados recientemente como el del CIS o el del CEO, y dieron por más que bueno llegar a los 15 diputados, informa Jose Rico.

0 Comentarios
cargando