Ir a contenido

Patrocina:

CAMBIOS EN LA PRESIDENCIA

El Popular releva a Ron en la presidencia y allana el camino para su venta

El consejo del banco español aprueba por "unanimidad" sustituir al gestor por Emilio Saracho

El futuro nuevo gestor procede de JP Morgan y es especialista en mercados y operaciones corporativas

O. GRAU / P. ALLENDESALAZAR / MADRID

Emilio Saracho

Emilio Saracho, en una imagen del año 2006. / REUTERS / DENIS BALIBOUSE

El consejo de administración del Banco Popular, quinto banco español, ha decidido por unanimidad destituir a Ángel Ron (Santiago de Compostela, 1962) de la presidencia y sustituirlo por Emilio Saracho (Madrid, 1955), exdirectivo del Santander y Goldman Sachs y actualmente uno de los tres vicepresidentes mundiales del banco de inversión JP Morgan. El relevo se producirá en el marco de una junta extraordinaria de accionistas que se celebrará en el curso del primer trimestre del año. En lo que va de año, la acción del Popular ha caído un 70% y acumula una pérdida de valor del 98% desde el 2007, cuando llegó a cotizar a 28 euros. El jueves cerró a 0,940 euros la acción, tras dispararse un 13%.

El inversor mexicano Antonio del Valle, que entró en el banco a finales del 2013 y es uno de sus principales accionistas con un 4,25% del capital, consiguió en las últimas horas del miércoles el apoyo suficiente para echar al ejecutivo tras intentarlo durante meses. Fue clave en la caída de Ron, según relatan fuentes conocedoras de la operación, la intervención de la presidenta de la comisión de nombramientos, Reyes Calderón, quien ayer se alineó con Del Valle y logró convencer a Credit Mutuel (3,95%) y Allianz (3,05%) y erosionó el principal apoyo de Ron, el de la Sindicatura de Accionistas, ligada al Opus Dei y con más de un 9% del capital.

El Banco Popular no ha logrado digerir varios de los errores llevados a cabo en los últimos años. El primero fue lanzarse a la inversión en el sector del ladrillo en el momento más alto del ciclo, en el 2006, pagando precios elevados y asumiendo grandes riesgos. Además, el equipo gestor capitaneado por Ron decidió integrar el banco Pastor sin ayudas y descartó traspasar activos inmobiliarios tóxicos al banco malo Sareb para evitar quedar señalado en el grupo de instituciones que han precisado apoyo público. Ello le obligó a lanzar una ampliación de capital en el 2012 por unos 2.500 millones y otra de igual tamaño a comienzos de este año para poder ampliar su bajo nivel de provisiones frente a pérdidas. También anunció un fuerte plan de ajuste de oficinas empleados y proyectó la creación de un banco malo interno (que todavía negocia con las autoridades). Sobre todo, sustituyó a Francisco Gómez por Pedro Larena, exdirectivo de Deutsche Bank, como consejero delegado para tratar de calmar a los accionistas que pedían un cambio en la dirección.

Bajo la presidencia de Ron, el Banco Popular siempre ha rechazado la posibilidad de realizar una operación corporativa en la que no llevara el timón. Los rumores de fusión con el Sabadell y con La Caixa han sido constantes, aunque Ron siempre fue tajante respecto a que solo aceptaría operaciones que pudiera liderar. Este fue un punto de desencuentro con los inversores mexicanos.

El perfil del futuro presidente, según han explicado fuentes cercanas a la entidad, allanará el camino en este sentido. Se trata de un perfil financiero, con una larga experiencia en banca de inversión, y muy buen conocedor de los mercados. Los que lo conocen lo describen como un perfil claramente de mercado, alejado del de gestor de banca comercial. “No es la persona para liderar un banco comercial independiente con vocación de futuro en solitario, es objetivamente un directivo adecuado para conducir al banco a un proceso de concentración”, explica un inversor de Londres.

RON: EL PRESIDENTE MÁS JOVEN

Desde su fundación en 1926 con el rey Alfonso XIII como uno de sus accionistas, el Popular se ha caracterizado por ser un banco eficiente, rentable y estable, con una gran especialización en el negocio de pymes. Sus directivos han alcanzado sus puestos por promoción interna. Y así fue en el caso de Ángel Ron (Santiago de Compostela, 1962), un hombre de la casa. Tras ocupar cargos directivos en Galicia, Asturias y Cantabria, Ron dio el saltó a Madrid en 1998. En el 2002 fue nombrado consejero delegado; en 2004, copresidente en sustitución de Luis Valls; y en el 2006, presidente en solitario tras la salida de Javier Valls. Ron se convirtió en el presidente más joven del sector de la banca.

SARACHO: UN ESPECIALISTA EN MERCADOS

Emilio Saracho (Madrid, 1955) es uno de los tres vicepresidentes mundiales de JPMorgan Chase, el mayor banco por activos del mundo. Su perfil es puramente financiero desarrollado en una larga carrera forjada en Chase Manhattan Bank, Banco Santander, Goldman y JPMorgan. Considerado uno de los españoles más potentes en la banca de inversión anglosajona y en la City, Saracho se ha incorporado recientemente a los consejos de Inditex e IAG. Regresar a su Madrid natal como presidente del Popular es el colofón a su carrera. Los que lo conocen aseguran que su perfil facilitará las operaciones corporativas.

0 Comentarios
cargando