Ir a contenido

MAÑANA REIVINDICATIVA EN CIUTAT VELLA

Sillas en la Rambla

Vecinos del Gòtic organizan hoy una ruta por el paseo más turístico de Barcelona para denunciar la degradación y pérdida de identidad del lugar

HELENA LÓPEZ
BARCELONA

Los participantes están invitados a llevarse su propia silla de casa -casi que mejor si es plegable, o como mínimo ligera, ya que el paseo es largo-, como muestra de la «apropiación simbólica del espacio público» y como guiño a la antigua tradición del alquiler de sillas en la Rambla. La convocatoria -si la lluvia lo permite- es hoy a las 11 de la mañana frente a la fuente de Canaletes, uno de los pocos lugares del paseo que los barceloneses todavía se atreven a hacer suyo, aunque sea solo cuando gana el Barça.

Tornem a la Rambla!, nombre que recibe este singular y reivindicativo paseo matinal, ha sido convocado por la asociación de vecinos del Gòtic y por el Col·lectiu Accions Urbanes con el objetivo de «poner de manifiesto los conflictos del actual modelo de ciudad-escaparate, que tiene su máxima representación en la Rambla y buscar maneras de recuperarla para los ciudadanos», apunta Albert Sancho, uno de los impulsores de la acción.

Encuentros y encontronazos

El recorrido estará divido en seis paradas, una por cada una de las ramblas, y en cada uno de los altos en el camino se ofrecerá una charla -de ahí la recomendación de las sillas- por parte de, al menos, un vecino «o afectado» y de un experto en la problemática elegida para cada uno de los lugares, por ser característica del mismo. Por ejemplo, en la segunda parada, en la Rambla dels Estudis, hablará Laura Cuenca, portavoz de los Antics Ocellaires de la Rambla y el documentalista Xavier Montanyà, autor de L'últim carrer d'Europa. «La función de la Rambla desde mediados del siglo XIX hasta 1939 no había sido otra que constituirse en escenario para los grandes encuentros y encontronazos sociales», apunta el antropólogo Manuel Delgado en el texto que ha elaborado para la acción, que puede leerse en el blog de la misma (http://tornemalarambla.blogspot.com), espacio por el que merece la pena pasearse, donde pueden leerse muchas de las intervenciones de hoy, como el texto Mercantilisme al mercat, del arquitecto David Bravo o Hay gente que vive en un centro comercial, del arquitecto, escritor y profesor Josep Maria Montaner.

Ofrecen también su punto de vista sobre la deriva del lugar desde un trabajadora de la Boqueria, que habla sobre «cuando el mercado era una plaza» (o la transformación del mercado tradicional) hasta Clarisa Velocci, activista por los derechos de las prostitutas, una de las actividades históricamente más arraigadas en el lugar.

La intención de los organizadoras es, tras la jornada de hoy, la «visualización» de la pérdida de identidad y casi de humanidad del paseo, programar un encuentro abierto para elaborar un documento concreto de propuestas para entregarlo en el distrito.

0 Comentarios