Ir a contenido

NEPAL. VUELTA AL MUNDO SIN SALIR DE BARCELONA (4)

Expedición a Nepal en BCN

EVA VERA
BARCELONA

Ascender la décima montaña más alta del mundo (a 8.091 metros sobre el nivel del mar) solo es posible desde Nepal, pero en la calle de París, 161, Barcelona ofrece otro Anna Purna, uno más amable y seguro. Narmil decidió abrir este restaurante de cocina nepalí hace un par de años. Llegó desde Nepal con el deseo de descubrir a los barceloneses los sabores más auténticos de su gastronomía.

En un ambiente elegante y exótico se puede degustar el plato estrella de Nepal, el momo, pasta rellena de carne cocinada al vapor. El establecimiento abre de lunes a sábado, de 12.00 a 16.00 horas, y cierra el domingo. Los chowmein, que son los noodles de Nepal, son otro plato popular, igual que el arroz, el rey de su gastronomía.

Aunque a muchos les extrañe por ser una fruta exótica de cultivo en lugares tropicales, el mango también es un producto típico de las recetas nepalís. En Namaskar Nepal, se encuentran los helados de mango más ricos de Barcelona. A media tarde y para bajar la comida, que no falte un buen té rebajado con leche de yak o con especias como el cardamomo, si se prefiere un ligero toque picante. En Hola Nepal tienen experiencia elaborándolo y lo sirven con un amable namasté, su saludo.

Conocer Nepal es también descubrir un país poco desarrollado con un índice de pobreza que afecta al 80% de la población. Para conocer de cerca su realidad, la exposición itinerante de la artista Bet-Sabè Ribas Els oblidats retrata la realidad que viven muchos niños del país. De cada cien, tres sufren una discapacidad física o psíquica, debido a la pobreza y la falta de recursos. El tratamiento de las fotografías respira delicadeza e inteligencia. Un hermoso trabajo que podrán admirar los amantes del fotoperiodismo. En estos momentos está en Torroella de Montgrí (Baix Empordà) pero tienen previsto regresar a Barcelona en breve.

Para acabar, un suvenir de recuerdo. En Himalayan Paradise venden todo tipo de artesanía. Es el primer centro de Barcelona especializado en el Himalaya. Las materias primas de sus productos son de origen local y destinan parte de los beneficios a la ayuda y cooperación con Nepal y Tíbet. Desde tés hasta cosméticos, libros, música, cuencos tibetanos, ropa y complementos y productos para el hogar. Piezas antiguas de bisutería se pueden adquirir en la tienda Tribal Area.

0 Comentarios