Ir a contenido

La Barcelona metropolitana plantea zonas de restricción para vehículos contaminantes

El AMB propone diversas áreas de acceso restringido, dentro de un plan a desarrollar hasta el 2020

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Un autobus circula por la Avenida Diagonal de Barcelona.

Un autobús circula por la Diagonal de Barcelona. / RICARD CUGAT

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha abundado este viernes en su plan de crear a medio plazo zonas de bajas emisiones y restricciones de circulación para vehículos contaminantes, siguiendo el modelo de otras grandes urbes europeas.

"El transporte es el principal causante de la contaminación atmosférica y, por tanto, es este ámbito desde donde tenemos que empezar a actuar con el mayor consenso posible", ha declarado el vicepresidente de movilidad y transporte del AMB, Antoni Poveda, en una jornada con representantes de todos los municipios metropolitanos.

DISTINTAS ZONAS

Poveda propone crear una zona de bajas emisiones metropolitana, para los 36 municipios del AMB; otra zona de bajas emisiones urbana, para el ámbito delimitado por el anillo de las rondas de Barcelona, y diversas zonas urbanas de atmósfera protegida (ZUAP), cerca de localizaciones sensibles, como las escuelas.

En cada uno de estos niveles se irán restringiendo las condiciones de acceso de los vehículos en función de su grado de contaminación, una medida que se complementará con la "ambientalización" de las flotas públicas, en el horizonte del 31 de diciembre del 2020.

AUTOBUSES DIÉSEL

El objetivo es que a final del 2020 se hayan eliminado todos los autobuses diésel más contaminantes y que a partir de ahora el AMB adquiera únicamente buses híbridos, eléctricos y de gas natural.

En cuanto al taxi, se continuará promoviendo la compra de vehículos no contaminantes con el objetivo de que en el 2020 menos del 50% de los taxis sean diesel, y menos del 33% en el 2025, mientras que en las flotas del servicio público del AMB y de los ayuntamientos se tenderá a formar un parque de unidades eléctricas y de bajas emisiones.

Todas estas propuestas, que persiguen una movilidad limpia para mejorar la calidad del aire, se debatirán con los consistorios metropolitanos, la Generalitat y expertos sociales y científicos para ser desarrolladas por los técnicos del Consejo de Municipios para la Lucha contra la Contaminación Atmosférica.

0 Comentarios
cargando