Ir a contenido

Badalona reconoce el problema cíclico de la suciedad en sus playas

En septiembre convocará una sesión extraordinaria del Fòrum de Medi Ambient para buscar soluciones

Un estudio de 2014 ya advirtió de la incapacidad del colector de Llevant

fcasals39691143 badalona170814190155

Salida a una playa de Badalona de un colector.  / ALBERT BERTRAN

El colector de Llevant de Badalona, ​​la canalización que lleva las aguas residuales hacia la estación depuradora del Besòs, no tiene suficiente capacidad para asumir todo el caudal de agua en días de lluvia. Así lo reconoce el gobierno municipal de la ciudad catalana, que convocará una sesión extraordinaria del Fòrum de Medi Ambient para buscar soluciones el próximo mes de septiembre.

Por ese motivo, en Badalona ya es habitual que, cuando el colector sobrepasa su límite, el agua de la lluvia sale mezclada con las aguas residuales por los aliviaderos que hay a lo largo de todo el litoral. No sólo sucede en casos de lluvia extrema: también cuando caen unos exiguos dos litros por metro cuadrado en 30 minutos en el centro y diez litros en zonas alejadas de la primera línea de mar, como pasó hace poco más de una semana.

En Badalona hay un total de 13 aliviaderos y esto provoca una alteración de la calidad del agua de la zona de baño por la presencia de sólidos flotantes y contaminación macrobiótica. Este es un problema reiterado desde hace unos años y que este mes de agosto ha vuelto a incomodar a los bañistas. 

El ayuntamiento, "consciente" del problema

El segundo teniente de Alcaldía y concejal de Medio Ambiente, Àlex Mañasreconoce el problema y asegura que el Gobierno municipal es "consciente de la importancia del problema y de la inquietud que generan las banderas rojas en uno de los espacios más utilizados y valorados por la ciudadanía".

"Los episodios de bandera roja del mes de agosto han sido producidos por la incapacidad del colector para asumir todo el caudal en días de lluvias y es por este motivo que desde el mes de septiembre de 2015 este Gobierno municipal reclama públicamente al Área Metropolitana de Barcelona (AMB) una solución para el colector de Llevant", añade Mañas.

La incapacidad del colector, conocida desde 2014

El día 4 de febrero de 2014, el Área de Medio Ambiente y Sostenibilidad constituyó la comisión de trabajo para estudiar la presencia de sólidos flotantes en las playas de Badalona. Una de las conclusiones a las que llegó dicha comisión fue que "en episodios de lluvias abundantes, el sistema de alcantarillado no puede absorber el gran caudal que se genera. El colector de Llevant, que lleva las aguas residuales hacia la estación depuradora del Besòs, no tiene suficiente capacidad para conducir el gran volumen de agua y, por tanto, esta sale mezclada con aguas residuales por los aliviaderos que hay en el largo de todo el litoral". 

De esta manera, "la calidad del agua queda alterada por contaminación microbiológica y por lo tanto hay que poner bandera roja. Una vez pasado este tiempo, la calidad se restablece. Los días posteriores a las lluvias pueden aparecer sólidos que habían quedado en el fondo y que con las corrientes pueden aflorar", sostienen las conclusiones de la comisión de trabajo.

Este 22 de agosto, tres años después de que se conocieran las conclusiones, el Ayuntamiento de Badalona ha hecho público un comunicado donde "desde el Gobierno se asumen las conclusiones del estudio de 2014, la magnitud del problema y la importancia de la playa como punto de recreo y disfrute de la ciudadanía, especialmente en verano".

0 Comentarios
cargando