Vídeo

Pablo Motos sorprende en 'El hormiguero' con una filosófica reflexión sobre el miedo

El presentador de Antena 3 dio un discurso sobre el poder que ejerce el miedo sobre las personas

Pablo Motos sorprende en 'El hormiguero' con una filosófica reflexión sobre el miedo
1
Se lee en minutos
Redacción Yotele

'El hormiguero' recibió ayer la visita del chef José Andrés. Pero además, Pablo Motos volvió a 'pasarse de la raya', título de la sección en la que comparte con los espectadores reflexiones de todo tipo sobre diversos temas. En esta ocasión quiso centrar su discurso en el miedo y en el poder que ejerce sobre las personas, ya que considera que es "el motor que mueve el mundo"

"Cada vez tengo más claro que lo que mueve el mundo no es el amor, ni el odio, ni la ambición, ni el poder. Ni siquiera el dinero. Todas estas cosas son solo escapatorias para huir del miedo, esa negra sombra que está detrás de todo", comenzó diciendo el presentador: "Le tenemos miedo a todo. Le tenemos miedo al presente, al pasado y al futuro, a lo conocido y a lo desconocido, a la rutina y al cambio, a perder y a ganar...". 

Motos considera que ese sentimiento es "muy cabrón" porque "agranda los problemas y nos hace pequeñitos". "Por miedo a fracasar no lo intentamos muchas veces y acabamos conformándonos con menos", lamentó antes de definirlo como "la vieja del visillo que lo observa y controla todo". 

También recalcó que el miedo "no existe si no lo creamos nosotros" porque "es un acto sorprendente de la imaginación". "El miedo que decidas escuchar afectará muchísimo a tu vida", apuntó. 

Noticias relacionadas

Antes de finalizar, Motos quiso hablar de su propia experiencia para demostrar que es posible evitar "que el miedo nos domine". "Hay que definir el problema (...) el mejor antídoto para el miedo es la destreza, hay que aprender a hacer lo que se te da mal hasta que se te de menos mal y confiar en el proceso", añadió. 

"Si todo se va a la porra, la única forma que conozco para vencer el miedo es dejar que te atraviese. Está acostumbrado a que huyas, porque es una cosa que te has inventado tú. Si te das la vuelta, se desorienta (...) Es incómodo, pero una vez que lo hayas probado, te apetecerá repetir porque ya sabes que puedes", finalizó.