Ir a contenido

POLÉMICA

José Yélamo responde tras ser acusado de alentar a independentistas para boicotear su directo

laSexta ha sido acusada de manipulación por un gesto que hizo el reportero de 'Más vale tarde' y que él mismo ha explicado

Redacción Yotele

José Yélamo responde tras ser acusado de alentar a independentistas para boicotear su directo

Durante las últimas horas, laSexta se ha situado en el blanco de las críticas en redes sociales por una escena protagonizada por José Yélamo, reportero de 'Más vale tarde', durante la cobertura que realizó su programa sobre la Diada y las manifestaciones convocadas por los CDR en los exteriores del Parlament de Catalunya

Mientras Mamen Mendizábal informaba de la situación, en la esquina superior derecha de la pantalla aparecía la señal en directo de Yélamo. Antes de que la presentadora le diera paso, los espectadores se percataron de que el periodista había hecho un gesto con la mano a los manifestantes, que aparecían detrás de él aparentemente tranquilos hasta que comenzó a hablar ante la cámara. 

En ese instante, los independentistas empezaron a gritar. "Bueno Mamen, no te escucho demasiado bien. La verdad es que hasta ahora la situación ha estado tranquila, pero como ves, aprovechan los ratos muertos y esperan a nuestras conexiones en directo para soltar el clásico 'prensa española manipuladora'", dijo Yélamo, a quien apenas se le podía escuchar por los abucheos. 

Sin embargo, muchos espectadores han entendido que el gesto de Yélamo era en realidad una señal para que los manifestantes comenzaran a boicotear su propio directo. Tras las numerosas acusaciones de manipulación que se han vertido en redes sociales, el propio profesional ha decidido responder para dar una explicación sobre lo sucedido

"No hace falta animar a nadie para que te abucheen e insulten en ciertos ambientes del independentismo radical. Si no has trabajado allí, quizás no lo sepas", comienza diciendo en un hilo de Twitter, donde añade: "Cuando llevas 4 horas aguantando insultos personales, lanzamientos de objetos, escupitajos, descalificaciones por tu acento andaluz y empujones mientras trabajas, hay que decir que no todo vale". 

Por último, Yélamo ha afirmado que el gesto ha sido "malinterpretado". "Fue una reacción irónica a quienes estaban al acecho de mi conexión en directo para sabotearla. Fue tan solo la expresión de mi hartazgo", ha asegurado en la conocida red social.