Ir a contenido

Al contrataque

Pedradas anecdóticas

Pedradas anecdóticas

Xavier Sardà

Periodistas y cámaras de TVE y de Antena 3 fueron agredidos por independentistas, el pasado 11 de septiembre. Es la lapidación literal de la libertad de expresión

Periodistas y cámaras de TVE y de Antena 3 fueron agredidos por independentistas, el pasado 11 de septiembre.  Los hechos tuvieron lugar mientras un grupo se concentró en el parque de la Ciutadella para intentar asaltar el Parlament.  Nada nuevo bajo el sol: piedras contra periodistas. Es la plasmación geológica del “prensa española, manipuladora”. Es la lapidación literal de la libertad de expresión. Anecdótico, según algunos.

Servidor está harto de ponderar lo que sucede en Catalunya: ni es el caos que vislumbra la derecha, ni es cierto que no pase nada. Creo que quizá la palabra que mejor describe nuestro paisanaje, es 'intimidación'. Una intimidación de la que simulan no ser conscientes los que la practican ni los que la fomentan.  Se habla siempre del 'bullying' escolar y es lo cierto que debería extenderse su aplicación al ámbito social y entre adultos.

Lanzar piedras, proferir insultos y hacer gestos despectivos y amenazantes denota la inequívoca voluntad de subyugar al periodista. Ellos deciden qué medios pueden informar y qué medios no deben hacerlo. La piedra se lanza contra aquellos a los que se quiere acallar.

Según Reporteros Sin Fronteras, el año pasado fueron asesinados 63 periodistas, y 384 están en prisión. Otra dimensión, en efecto.  Nada que ver con las pedradas excepto, quizá, por el deseo de silenciar al periodista. Tirar piedras a los “putos periodistas españoles”, es un deporte patriótico de puntería. Ni qué decir tiene que los periodistas del 'procés' lo han silenciado.

Los que dicen que es de mal gusto hablar de este tema del pedernal son los que tienen una clarísima tendencia a decidir de qué y cómo debe hablarse sobre la Diada. Son los que piden sentido común. Son los que creen que, aunque se apedree periodistas, es poco ético sacarle punta. Los fariseos de las doce tribus se avergonzarían de estos biempensantes.

La revista 'El Triangle' ha tenido acceso en exclusiva a un importante archivo documental sobre los años de la presidencia de Jordi Pujol. Se trata de un plan para impregnar de espíritu nacionalista la sociedad catalana. Pujol denunció ante sus 'consellers' lo que él consideraba “relajamiento nacional”. Para reactivar el sentimiento patrio fue esencial la escuela, los profesionales de la comunicación y los empresarios adeptos. Con el tiempo, mira por dónde, se han apropiado de la Diada de todos. Que la sentencia nos pille confesados.