Ir a contenido

EN EL DEBATE DE ATRESMEDIA

El discurso de Iglesias contra la corrupción ("legal e ilegal)" deja fuera de juego a Sánchez y Rivera

Tanto el líder del PSOE como el de Cs intentaron librarse de comentar la intervención del candidato de Unidas Podemos

Redacción Yotele

Pablo Iglesias denuncia la corrupción ilegal y la legal / ZML

El plató del 'debate decisivo' de Atresmedia se convirtió durante la noche de este martes en un auténtico campo de batalla entre los candidatos a la presidencia del Gobierno: Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Pablo Casado. El debate, seguido por 9,5 millones de espectadores, fue más ágil y abierto que el emitido el pasado lunes en RTVE y desembocó en una mayor tensión entre sus protagonistas

Uno de los momentos más llamativos y comentados por los espectadores en redes sociales llegó cuando el líder de Unidas PodemosPablo Iglesias, aprovechó una de sus intervenciones para poner encima de la mesa el tema de la corrupción. Englobó ahí la corrupción ilegal y la que llamó "corrupción legal", en alusión a las puertas giratorias y a las cloacas del Estado. Y dejó a Pedro Sánchez Albert Rivera fuera de juego.

"El problema de la corrupción es que es una forma de Gobierno que a veces es legal y a veces es ilegal. Es legal que exministros y expresidentes acaben en consejos de administración de empresas energéticas, pero eso es corrupción. Esas empresas están comprando políticos", apuntó Iglesias. Y añadió: "Lo que hemos visto con las cloacas del Estado es a poderes económicos utilizando medios de comunicación que se compran con dinero fabricando pruebas falsas para evitar un Gobierno en el que estuviera Podemos". El candidato morado instó a "poner coto a esto" y propuso dos medidas: prohibir por ley que un expresidente de gobierno o exministro fiche por una eléctrica, y que los cuerpos policiales no dependan del Ministerio del Interior sino exclusivamente de las autoridades judiciales para investigar casos de corrupción institucional. De esa manera Podemos cree que se eliminarán tanto las puertas giratorias como las cloacas del Estado.

Su intervención dejó descolocados a Pedro Sánchez y Albert Rivera cuando les correpondió dar la réplica.  El moderador del debate Vicente Vallés dio el turno al líder de Cs y al del PSOE: "Señor Rivera y después el señor Sánchez". Fue ese el momento en que tanto Rivera como Sánchez intentaron zafarse del brete, cediéndose , dijo a continuación Vicente Vallés, moderador del espacio, para darles la palabra a los candidatos de Ciudadanos y PSOE, respectivamente.

Primero fue el líder de Cs el que intentó librarse de la situación pasándole la pelota a Sánchez. Dijo que era el socialista quién había pedido la palabra, pero el candidato del PSOE tampoco mostró mucho interés en comentar las palabras de Iglesias y cedió el turno a Rivera. "No, si de esto de las cloacas mejor no hablemos, ¿verdad?", apuntilló con ironía Iglesias mientras miraba a cámara esbozando una sonrisa.