Ir a contenido

Bertín se confiesa con Calleja y le deja plantado: "No tengo necesidad, me da vértigo"

Víctor Santos

Bertín se confiesa con Calleja y le deja plantado: "No tengo necesidad, me da vértigo"

Ni en la casa de Bertín Osborne, ni en la de Jesús Calleja, fue en los Picos de Europa donde Bertín Osborne se reencontró con el montañista. El cantante y presentador de Telecinco fue el protagonista de la última entrega de 'Planeta Calleja', donde se sinceró sobre muchos aspectos de su vida con el aventurero, a quien acabó dejando colgado en su reto.

Osborne, que no acostumbra a contar muchas intimidades en su programa, sí habló de ciertos temas importantes, como la muerte de su madre y de la de su primer hijo, que ahora tendría 37 años. "Me afectó más que cuando se murió mi hijo", y añadió que "fue un palo muy gordo".

La muerte ocupó buena parte de una conversación con Calleja, al recordar también a su ex mujer, Sandra Domecq. "Cuando la vida me da un palo, pienso que a la vuelta de la esquina ya no habrá un palo, habrá una rosa", explicó. Además, Bertín habló de su hijo Kike, ya que durante el embarazo de su mujer Fabiola sufrió una infección y "nos dijeron que no viviría más de dos años y que no había nada que hacer".

"Hubo una época de la que me arrepiento profundamente porque era un salvaje peligroso. A mí me metieron en la cárcel", confesó el cantante, a lo que Calleja reaccionó con asombro. "No era la cárcel, cárcel, fue una detención preventiva de 72 horas", que "sucedió en el Puerto de Santamaría" y fue por "broncas", explicó.

Finalmente, Bertín no logró superar el reto que le había propuesto Calleja y le dejó plantado en mitad de la aventura: "Me está dando hasta mareos... no tengo ninguna necesidad, me da vértigo", decía el presentador, que se quitaba el arnés para deshacer el camino. "Te lo dije, no soporto el vértigo, se me va la cabeza, me quedo bloqueado", insistía el presentador de 'Mi casa es la tuya'.