evolución trimestral

El precio de la vivienda cae en Barcelona por primera vez desde el 2013

La capital catalana registró un descenso interanual del 1% en el tercer trimetre de este año

El agotamiento del ciclo expansivo llleva a la baja los precios en 15 capitales españolas

Promoción de viviendas del ayuntamiento, en la calle de Ciutat de Granada.

Promoción de viviendas del ayuntamiento, en la calle de Ciutat de Granada. / FERRAN NADEU

Se lee en minutos

Max JIménez Botías

 El precio medio de la vivienda terminada (nueva y usada en España) registró un incremento del 3,8 % interanual en el tercer trimestre del año, según los datos provisionales de la estadística Tinsa IMIE Mercados Locales, publicada este viernes. El período julio-septiembre confirma una estabilización en el mercado residencial de las dos grandes ciudades del país, incluso con algún ligero ajuste. En Barcelona, la vivienda terminada registró una caída interanual del 1% en el tercer trimestre y en Madrid, aunque el valor crece un 3% respecto a un año antes, la vivienda se ha abaratado ligeramente (un 1,7%) respecto al segundo trimestre del año.

“La evolución del valor de la vivienda por área geográficas deja de componer un mapa homogéneo de encarecimiento anual, y han entrado varias en terreno negativo. Percibimos señales de agotamiento del ciclo expansivo, a causa de un debilitamiento de la demanda asociado al enfriamiento macroeconómico. Una situación que podría derivar en futuras caídas de demanda y de precios, que no deberían ser fuertes salvo en el caso de una intensa recesión económica”, explica Rafael Gil, director del Servicio de Estudios de Tinsa.  

Hasta seis comunidades autónomas registraron caídas de precio en tasa interanual (en comparación con el mismo período el año anterior), lideradas por Galicia (-5,7%), Asturias (-5,5%), Melilla (-4,7%) y Castilla León (-2,8%). En Castilla La Mancha y La Rioja el descenso fue de apenas unas décimas. También registran cifras negativas 19 provincias y 15 capitales, incluyendo Ceuta y Melilla.

Incrementos moderados

A diferencia de trimestres anteriores, ya no se registran incrementos anuales de dos dígitos en ninguna de las principales capitales de provincia. Entre las grandes ciudades, Valencia y Palma de Mallorca mantienen un crecimiento de precios superior al 8%, Sevilla y Málaga algo más de un 5% y Zaragoza un 3,2%.

En Madrid y Barcelona la evolución ha sido mucho más modesta. El valor medio en la ciudad de Madrid, que redujo un 1,7% su precio entre el segundo y el tercer trimestre, se mantiene todavía un 3% por encima del nivel de hace una año. Esta tasa de crecimiento es la segunda más baja desde que la ciudad tocara suelo a principios de 2015. Por su parte, la Ciudad Condal registró una caída del 1% respecto al mismo periodo del año anterior, tras mantener sus precios estabilizados entre el segundo y el tercer trimestre (+0,5% intertrimestral). Se trata de la primera caída interanual de precio en Barcelona desde el cuarto trimestre del 2013. “La tendencia actual de estancamiento o incluso corrección se manifiesta en que 10 comunidades registran una variación intertrimestral negativa. Únicamente Navarra ha aumentado el precio medio más de un 2% respecto al segundo trimestre de este año”, ha comentado Gil.

12 trimestres al alza

Pese a los síntomas de freno en el mercado, la vivienda encadena su duodécimo trimestre consecutivo de encarecimiento de precios en el conjunto de España, lo que sitúa en el 14,2% la subida media desde que tocara su mínimo en la crisis. Respecto a los valores máximos del 2007, la vivienda acumula una caída media del 33,3% en España.

Te puede interesar

En el tercer triametre, Huesca (19%), Ourense (12,7%), Soria (10,5%) y Pamplona (10,1%) fueron las capitales de provincia que registraron los mayores incrementos de precios en tasa interanual.  Otras 15, incluyendo Ceuta y Melilla, anotaron descensos de precios en tasa interanual en el tercer trimestre.

Muestra de las diferentes velocidades a las que se ha desarrollado el mercado residencial en los últimos tiempos es que mientras que en la mitad de las capitales españolas el incremento del precio desde el punto más bajo del ciclo no alcanza el 10%, en siete ciudades la revalorización supera el 30%. Es el grupo formado por Palma de Mallorca, Málaga, Pamplona, San Sebastián y Valencia, y lideradas por Barcelona y Madrid, que se han encarecido un 52,8% y un 48,7% desde mínimos, respectivamente.  En el extremo opuesto, cinco capitales (Ciudad Real, Oviedo, Badajoz, Pontevedra y Teruel) están en este momento en sus mínimos históricos de precios desde que comenzó la crisis.