Encuentra tu vivienda en barcelona

¿Qué tipo de viviendas son las más demandadas para alquilar en Barcelona ahora mismo?

Analizamos, de la mano de expertos, la situación y tendencias del mercado del alquiler en Barcelona

¿Qué tipo de viviendas son las más demandadas para alquilar en Barcelona ahora mismo?
3
Se lee en minutos
VERÓNICA SEDEÑO

La incertidumbre que ha marcado la pandemia está dando paso al optimismo y esto se nota en la mayoría de ámbitos sociales y económicos. En el caso del sector inmobiliario, se habla de un buen momento y de un futuro más que prometedor. Más concretamente, al detenernos en la situación del mercado del alquiler en Barcelona, los expertos hablan de una muy buena evolución, la cual se ha venido experimentando desde el inicio del verano. Así lo afirman desde HousingAnywhere, plataforma online especializada en ofrecer alojamiento en pisos y habitaciones en alquiler, sobre todo enfocado a jóvenes estudiantes. 

Barcelona cuenta con la característica principal de ser un destino muy demandado por el turismo internacional, una circunstancia que se vio notablemente afectada por la pandemia. Las continuas restricciones y limitaciones de movilidad hicieron que el mercado del alquiler vacacional en Barcelona se viera resentido. Por ello, tal y como detalla Carlos Amigo, Account Manager de HousingAnywhere en España, “muchos gestores de alquileres turísticos decidieron apostar por el alquiler de temporada o por meses como una solución rentable, ante el decrecimiento del turismo”. 

En este sentido, a pesar de este cambio de tendencia, los precios “se han elevado en los últimos meses” e, incluso, “se planea poder restablecerlos a índices previos al covid-19 con la llegada del año 2022”. 

Demanda de vivienda en alquiler en Barcelona

En cuanto al tipo de viviendas que se demandan para alquilar en Barcelona, los estudios y los apartamentos para una o dos personas son los que se llevan la palma, según apuntan los expertos consultados. “Durante la pasada primavera y los primeros meses del verano, aproximadamente la mitad de la demanda buscaba alojamientos de estas características”, destacan.”Se trata de un escenario diferente al de otros años, en los que la mayoría de reservas online se producían para habitaciones en pisos compartidos por un público más joven. La llegada de la pandemia ha ocasionado que muchas empresas adopten el trabajo remoto de forma permanente, lo que ha incrementado el número de nómadas digitales. Este tipo de inquilino busca pasar temporadas de aproximadamente tres a cinco meses en ciudades cosmopolitas con buen clima desde las que trabajar”. Todo esto hace que Barcelona se haya convertido en una de las ciudades favoritas para muchos de estos inquilinos.

No obstante, y paralelamente a esta tendencia, “a pesar del incremento en la demanda de propiedades completas para estancias de medio plazo, con la llegada del nuevo curso escolar y la esperanza de que se reinstauran las clases presenciales y los programas de intercambio, la demanda de habitaciones en pisos compartidos y en residencias de estudiantes también se ha elevado notablemente”, destacan desde HousingAnywhere.

Tipos de alquiler de vivienda en Barcelona

Los inquilinos más jóvenes, principalmente de otros países, buscan alojamientos asequibles que se encuentren cerca del centro de las ciudades y bien comunicados a través de transporte público con sus centros de estudio o trabajo.

Noticias relacionadas

A diferencia de otros países, los alojamientos compartidos en España suelen contar con zonas comunes amplias donde reunirse con sus compañeros y realizar la vida social. Sin embargo, tal y como indican desde la agencia de alojamiento consultada, “observamos que la tendencia es cada vez mayor a buscar espacios privados amplios con acceso a cocina compartida y, por lo tanto, disponer de un salón o zona común se hace menos imprescindible”.

En esta línea, cada vez son más populares los llamados 'Co-livings' entre la gente joven. Se trata de espacios compartidos, generalmente renovados, donde el inquilino cuenta con una habitación privada (muchas veces con cuarto de baño en-suite) y en los que disponen de varios servicios incluidos y zonas comunes para estudiar, trabajar o simplemente para socializar. Es un nuevo concepto renovado del clásico Piso Compartido, donde prima la calidad de los servicios y busca ofrecer un espacio común de alta calidad más asequible que no interfiera con la vida privada del usuario.