Duplica la media metropolitana

Por qué Viladecans es la gran urbe metropolitana con peor ratio de oficinas bancarias por habitantes

  • El municipio del Baix Llobregat dispone de una sucursal por cada 6.000 personas, relación que casi duplica la media metropolitana: una por cada 3.400

  • Desde el 2015, en la ciudad han cerrado una veintena de oficinas, coyuntura que ha soliviantado tanto al Ayuntamiento como a los vecinos

Oficina bancaria cerrada en la esquina entre la Rambla del Poblenou y Pere IV de Barcelona.

Oficina bancaria cerrada en la esquina entre la Rambla del Poblenou y Pere IV de Barcelona. / Ricard Cugat

3
Se lee en minutos
Elena Martínez
Elena Martínez

Periodista

ver +
Manuel Arenas
Manuel Arenas

Redactor

Especialista en historias locales, audiencias e información del área metropolitana de Barcelona y reporterismo social

Escribe desde área metropolitana de Barcelona

ver +

Viladecans (Baix Llobregat) es la gran urbe del área metropolitana de Barcelona de más de 50.000 habitantes (unos 66.700, concretamente) que en la actualidad registra una ratio más elevada entre las oficinas bancarias registradas en el municipio y la cantidad de población a la que potencialmente ofrecen servicio.

Según datos del Banco de España, del 2015 al 2021 la ciudad ha pasado de tener registradas 29 sucursales bancarias a contar en la actualidad con 11, lo cual supone una caída del 62%, la más agravada de las ciudades metropolitanas de más de 50.000 habitantes.

Los datos además muestran que, en relación a la población del municipio, cada una de esas oficinas atiende potencialmente a unas 6.000 personas, una ratio que prácticamente duplica la media metropolitana (una oficina cada 3.400 personas) y que permite concluir que, si en 2015 Viladecans tenía una oficina por cada 2.300 habitantes, hoy cada sucursal tiene asignada prácticamente el triple de población.

Desde el Fòrum de Síndics de Greuges Locals de Catalunya, que ha subrayado las dificultades que presenta para la ciudadanía el cierre de oficinas bancarias en su informe 'Digitalització i Drets de la Ciutadania', confirman que el Síndic de Greuges de Viladecans ha sido el defensor local del ámbito del Fòrum que más hincapié ha hecho en el fenómeno últimamente.

"La reducción de oficinas nos preocupa"

Consultadas por la progresiva caída de sucursales bancarias en el municipio, fuentes del Ayuntamiento de Viladecans se reconocen soliviantadas: "La tendencia nos preocupa, ya que está provocando molestias a las personas y a la vida de la ciudad", apuntan, enfatizando las dificultades de movilidad que tienen las personas mayores para desplazarse "en busca de las oficinas que ya no están en su barrios".

Desde el consistorio, también inquieto por el destino de las viejas oficinas, "cuyas dimensiones dificultan otros usos y permanecen cerrados corriendo el riesgo de ser ocupados ilegalmente", aseguran haberse dirigido a "diversos responsables de las entidades bancarias" para expresar "malestar". En ese sentido, el Pleno municipal de Viladecans expresó en diciembre del 2021 su apoyo unánime al Consell Consultiu de Gent Gran del Baix Llobregat, por tal de que "las entidades atiendan presencialmente a la ciudadanía y la ayude en los procesos digitales".

Noticias relacionadas

El sector bancario, por su parte, esgrime el compromiso de mejorar el servicio a los mayores en las oficinas. "El compromiso de los bancos es ampliar los horarios de atención presencial y reforzar la atención personalizada a personas mayores y con discapacidad", aseguran fuentes de la Asociación Española de la Banca (AEB), patronal bancaria que agrupa a los bancos con mayor implantación territorial en el Estado: Caixabank, Santander, Sabadell y BBVA.

La caída de oficinas en el Baix Llobregat

Aunque Viladecans es el municipio del Baix Llobregat donde la tendencia es más marcada, no es ni mucho menos un caso aislado. Las ciudades con las que comparte comarca, sobre todo Sant Boi de Llobregat y Cornellà de Llobregat, también registran importantes variaciones entre 2015 y 2021. Así, Sant Boi ha perdido durante estos años el 54,8% de sus oficinas (de 42 a 19); Cornellà ha sufrido el cierre del 52,6% de sucursales (de 57 a 27); Castelldefels ha padecido una clausura del 50% (de 28 a 14); y en Gavà han echado el cierre el 45,8% de oficinas registradas (de 24 a 13). En términos de ratio de habitantes por oficina, todas las ciudades de la comarca se sitúan por debajo de Viladecans, siendo Castelldefels la gran urbe del Baix Llobregat que la sigue, con una oficina cada 4.800 habitantes.

Lee todas las noticias de Viladecans en EL PERIÓDICO Viladecans

Temas

Viladecans