Ir a contenido

OPTIMIZAR LAS RESERVAS DE SANGRE

El Hospital de Viladecans realiza un 25% menos de transfusiones de sangre en sus cirugías

Según el centro, la aplicación del modelo de gestión de sangre BPM acelera la recuperación de los pacientes y reduce el tiempo de hospitalización y las complicaciones

En 2018, el 9,1% de los operados de cadera, rodilla y cáncer colorectal recibieron una transfusión, cuando la media global en estas intervenciones es del 12,1%

El Periódico

 Operación en el Hospital de Viladecans

 Operación en el Hospital de Viladecans / Hospital Viladecans

El Hospital de Viladecans ha conseguido, mediante la aplicación del modelo de gestión de sangre BPM (Patient Blood Management), utilizar un 25% menos de unidades de sangre en las cirugías respecto a lo que sería habitual en el tipo de procedimientos quirúrgicos que realiza.

El hospital viladecanense, centro de referencia para los municipios de Castelldefels, Gavà, Viladecans, Begues y Sant Climent, apostó desde hace años por racionalizar el uso de los componentes sanguíneos en las intervenciones mediante este modelo, que pretende evitar transfusiones innecesarias y mejorar la evolución clínica de las personas operadas.

Según el centro, esta disminución de las unidades administradas permite no sólo optimizar las reservas de sangre -un bien escaso en los hospitales-, sino que también permite que los pacientes se recuperen más rápido, por lo que reduce el tiempo de hospitalización, y contribuye también a reducir la mortalidad y las complicaciones.

Este modelo se basa en la optimización del volumen sanguíneo que se usa en el quirófano, la minimización de las hemorragias y la optimización de la tolerancia a la anemia, y está recomendado desde 2011 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y desde 2017 por la Unión Europea.

La mitad de días de hospitalización

El centro viladecanense usa este modelo en cirugías de prótesis de cadera o rodilla, así como para cirugías abiertas y para la laparoscopia de cáncer de colon y recto. En 2018, el 9,1% de los pacientes que se sometieron a alguna de estas intervenciones recibieron una transfusión, mientras que la media global se sitúa en el 12,1%.

En el caso de las intervenciones para la prótesis de cadera, el porcentaje fue del 13%, frente al 15,8% esperado; en la implantación de prótesis de rodilla, del 8% (frente al 10,3% esperado), en la de cirugía abierta de cáncer colorectal, del 9,1%, frente al 17,7% esperado, y en las operaciones con laparoscopia, del 8% (frente al 14,7% esperado).

Los pacientes intervenidos en estos procesos permanecieron ingresados 3,27 días de media, frente a los 6,76 que se espera que permanezcan en el hospital, la cual cosa representa un 52% menos de tiempo de hospitalización. Además, las complicaciones esperadas se redujeron en un 72%.

Más noticias de Viladecans en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas: Hospitales