Ir a contenido

Inversiones

Red Eléctrica sacará a información pública el proyecto de la nueva línea de 220 kv entre Lleida y Barcelona

La compañía empieza los trabajos para alimentar la nueva subestación de Guixeres, incluida en el plan para reforzar el suministro del área

En paralelo trabaja el despliegue del plan que permitirá fortalecer la zona con ocho nuevas subestaciones, entre ellas la de Viladecans

ACN

Red Eléctrica sacará este abril a información pública el proyecto del eje Mangraners-Begues, la nueva línea de 220kv entre Lleida y Barcelona. El trazado, que substituirá del todo uno ya existente, se extenderá a lo largo de 184 kilómetros y supondrá una inversión cercana a los 100 millones de euros.

El delegado de Red Eléctrica en Catalunya Lluis Pinós, asegura que no se prevé “tener problemas” con este trámite porque el trazado ya se ha consensuado con los ayuntamientos afectados. La nueva línea es una de las inversiones estrella incluida dentro de la planificación de Red Eléctrica en Catalunya hasta 2020.

Red Eléctrica incluye en la infraestructura dentro del paquete del nuevo eje Mangraners-Begues, ya que de la antigua línea no quedará nada. “El nuevo eje nos permitirá reforzar la alimentación en toda esta zona. Además, se debe tener en cuenta que a la hora de hacer el proyecto de la nueva línea, hemos mejorado el trazado de la antigua”, concreta el delegado.

Se estima que la nueva línea tenga un plazo de ejecución de entre dos años y dos años y medio. Pinós, no obstante, se muestra cauto a la hora de hablar de una fecha para poder empezar las obras. “Esto dependerá de lo que se alargue la información pública y el resto de trámites administrativos”, subraya.

Reforzar el área metropolitana

En paralelo, dentro del paquete de inversiones con horizonte 2020, la compañía continúa desplegando el plan que permitirá reforzar el suministro del área metropolitana con ocho nuevas subestaciones de 220 kv.

De estas, la de Facultats, construida en la zona universitaria de Pedrales, ya está terminada. Ahora la compañía trabaja con la de Guixeres, situada en  Badalona. La subestación ya está construida, pero falta hacerle llegar los cables que la deben alimentar y permitir que entre en servicio. “Estas son unas obras que empezarán pronto y que durarán entre siete y nueve meses”, precisa el delegado de Red Eléctrica.

En paralelo, la compañía continúa con los trámites que deben permitir completar el mapa de las nuevas subestaciones. De las seis restantes, tres de ellas serán nuevas y las otras se harán a partir del desdoblamiento de subestaciones ya existentes.

Dentro del primer grupo se encuentran las subestaciones de Cerdà, TransBadalona y Desvern, en San Just Desvern. Dentro del segundo, las de Can Jardí en Rubí, la de Viladecans y la de Santa Coloma de Gramanet. “Algunas de ellas ya tienen los proyectos aprobados y, en otros casos, todavía se trabaja”, concreta Pinós.

En conjunto, las ocho subestaciones supondrán una inversión de 150 millones de euros. “La finalidad es la de mejorar la calidad del servicio y garantizar la continuidad”, asegura el delegado, recordando que el objetivo de la compañía es blindar Barcelona ante los apagones.

Más noticias de Viladecans en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA.

0 Comentarios
cargando