Ir a contenido

Cuando el 27 de octubre de 1995, hace un cuarto de siglo, se celebró el primer Salón del Manga, el Anime y el Videojuego de Barcelona, que congregó a 1.000 visitantes, muchos decían que aquello sería una “moda pasajera”. Hoy, el festival del cómic y la cultura japonesa, por el que el año pasado pasaron 150.000 personas (como cita cultural solo la supera en poder de convocatoria el Primavera Sound, con 220.000; por debajo están el Cómic Barcelona, 112.000, o el Sónar, con 105.000), demuestra que llegó para quedarse. Este 2019, el ahora rebautizado como Manga Barcelona, abre este jueves, hasta el domingo, su ambiciosa 25ª edición, con las entradas de viernes, sábado y domingo ya agotadas (aunque las taquillas abrirán si el aforo lo permite a medida que la gente salga; los tíckets son de un único acceso).

Manga Barcelona, 25 años de mangamanía (leer noticia)