Ir a contenido

La sombra de E.T., el extraterrestre es alargada. Esta producción de dibujos animados alemana, de estética sencilla y hasta ingenua, aunque con ligeras influencias de la factoría Pixar a nivel formal, cuenta la relación entre un niño y tres entrañables y esponjosos alienígenas a los que el pequeño ayuda a encontrar los materiales necesarios para regresar a su planeta. Ecos del filme de Spielberg, por supuesto, aunque en clave más doméstica aún que aquella. El niño ayuda a los extraterrestres y estos le ayudan a no ir a un internado. Todo ocurre en una zona residencial, con un padre obsesionado por los platillos volantes y unos vecinos quisquillosos. Divertimento familiar.

'Luis y los alienígenas': una aventura doméstica (leer noticia)