Ir a contenido

Shakira ha llegado este jueves, a las diez de la mañana, a los juzgados de Esplugues de Llobregat, pero no se ha dejado ver por toda la prensa y los curiosos que la esperaban a las puertas. La cantante ha entrado en coche directamente por el párking de las instalaciones, donde también hay oficinas privadas, burlando así el requerimiento de la jueza de que debía entrar y salir por la puerta principal del edificio. La cantante ha ocupado una plaza privada de aparcamiento en el edificio alquilado por un abogado y ha accedido a la finca por una escalera interior con el fin de evitar a la prensa. Solo se ha podido ver fugazmente su figura a través de unos cristales. Su equipo de comunicación ha negado que existiera orden por parte del juez, aunque fuentes judiciales aseguran que si y que, además, fue "expresa". El caso está ahora en fase de investigación.

Shakira alega ante la jueza que no vivió en España hasta el 2015 (leer noticia)