Ir a contenido

Un joven de 22 años, que se dedicaba al reparto de comida en bici a domicilio para Glovo, ha fallecido esta noche en el centro de Barcelona al ser atropellado por un camión del servicio de limpieza, según han informado fuentes de la Guardia Urbana de la capital catalana. Su muerte ha desatado las protestas de al menos un centenar de repartidores de la empresa, que han cortado el tráfico frente al centro de operaciones de la empresa y han quemado mochilas de Glovo.

Quema de mochilas de Glovo por la muerte de uno de sus repartidores (leer noticia)