Sustracción de menores

La madre que secuestró en Cádiz a sus a hijos para no vacunarlos queda en libertad con cargos

Deberá cumplir con una orden de alejamiento de trescientos metros del padre de los menores

La madre que secuestró en Cádiz a sus a hijos para no vacunarlos queda en libertad con cargos
1
Se lee en minutos
EFE

Cristina Mariscal Copano, la madre que secuestró a sus dos hijos, de 12 y 14 años, para evitar que fuesen vacunados contra la covid, saldrá en libertad con cargos y no podrá comunicarse con los menores tras comparecer ante el juez.

El abogado del padre de los menores, Javier Toucedo, ha explicado a Efe que la autoridad judicial ha decretado además una orden de alejamiento de trescientos metros.

Mariscal Copano se personó ayer ante los juzgados de Sevilla y una vez en dependencias judiciales se identificó y entregó a los niños, por lo que el juez ordenó que quedase detenida hasta que compareciera ante el titular del juzgado.

El progenitor denunció el pasado diciembre que desde hacía casi un mes no veía a sus hijos y culpaba a su exesposa y madre de los niños de habérselos llevado de la casa de su actual pareja en Jerez de la Frontera (Cádiz), entre otros motivos para que no fueran vacunados.

El padre sopesará pedir un refuerzo de las medidas

El padre de los dos menores esperará a conocer el contenido completo de las actuaciones judiciales, sometidas a secreto de sumario, para estudiar si solicitar o no un "refuerzo" de las medidas impuestas a la encausada.

José Javier Toucedo, el abogado que representa a dicho padre en la causa judicial, ha expuesto a Europa Press que la detenida "se ha acogido a su derecho a no declarar", si bien fue ella misma quien entregó finalmente a los dos menores en sede judicial este pasado miércoles, siendo inmediatamente arrestada por la Guardia Civil.

Noticias relacionadas

Tras su comparecencia ante el juzgado de guardia de detenidos, ha sido puesta en libertad provisional con la prohibición cautelar de aproximarse y comunicarse con los dos menores, en estos momentos bajo custodia de su padre y denunciante de los hechos.

A tal efecto, el citado abogado ha expuesto que una vez su patrocinado y él tengan acceso al contenido completo de las actuaciones desarrolladas por el Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, encargado del caso y que mantiene las actuaciones bajo secreto de sumario, decidirán si solicitar o no un "refuerzo de las medidas" aplicadas a la encartada. Ello, merced a las "circunstancias" que arroje la investigación.