Ir a contenido

aguacero en barcelona

El Paral·lel, desesperado con las inundaciones

El Raval vuelve a inundarse en una mañana en la que han caído 32,4 litros de lluvia por metro cuadrado en media hora

Gisela Macedo

Otra vez el Paral.lel inundado. / QUIQUE GARCÍA-EFE / TERESA NETTO (TWITTER)

Barcelona se ha visto afectada este martes por una tormenta que ha llegado a dejar en algunos puntos de la ciudad por la mañana 43 litros por metro cuadrado, 29 de ellos en tan solo media hora. En el caso del Raval, han sido 38,6 litros por metro cuadrado, 32,4 de los cuales en 30 minutos. Emergencias ha recibido más de 150 llamadas a causa de la lluvia torrencial entre las ocho y las diez de la mañana.

Las precipitaciones han provocado inundaciones que han afectado especialmente a la zona de la avenida del Paral·lel. Además, a Línea 2 del metro ha estado cortada entre las paradas de Universitat y Paral·lel. También se han visto afectadas las líneas 1, 3 y 5 de metro.

Los comerciantes y los vecinos, muy afectados

La red del alcantarillado del Raval se ha colapsado y ha inundado numerosos comercios y viviendas. Durante la mañana se han podido ver por la zona multitud de negocios cerrados y, en su interior, a sus empleados quitando agua. El barrio se ha visto paralizado y es la tercera vez que esto ocurre desde el pasado mes de agosto. “Hace 48 años que vivo en el aquí y lo que ha pasado desde agosto hasta ahora no ha ocurrido nunca”, ha asegurado Rosa Yudici, propietaria de un quiosco en la avenida del Paral·lel.

Los negocios de la zona se enfrentan a una dramática situación. “Esta mañana, cuando he visto que se levantaban las tapas de las cloacas y ha comenzado a salir agua, he ido corriendo a bajar la persiana pero, por mucho que corras, el agua va más rápido que tú”, ha comentado Miquel, propietario de una farmacia que ha sido inundada en la calle de Sant Pau.

En una tienda de cajas fuertes de la calle de Aldana las pérdidas llegaron a ser de 400.000 euros aproximadamente el pasado 17 de agosto. “Cuando las aseguradoras nos paguen por estos daños, a lo mejor las empresas ya no estaremos. Algunos negocios ya están pensando en irse del barrio”, ha dicho Carol Martínez, trabajadora de este negocio. “En agosto vinieron tres camiones de bomberos, estuvieron ocho horas quitando agua del local y hoy han vuelto a venir”, ha explicado.

"Cuando las aseguradoras nos paguen los daños, algunas empresas ya no estaremos"

Carol Martínez

Empleada de un comercio

Julia, propietaria de un restaurante, también se ha visto afectada: “Todos los comerciantes estamos desesperados, no hay nada que hacer, el agua entra por todas partes. Además, se nos estropean las puertas, las sillas y los motores de las neveras. Perdemos mucho dinero”, ha asegurado.

Este problema no perjudica solo a los comerciantes: “En las comunidades de vecinos, se inundan los ascensores y hay personas mayores y discapacitadas que no pueden subir ni bajar. Incluso hay viviendas en segundos pisos donde el agua entra por los lavabos, aquí en la calle Sant Pau,” ha explicado Nuria, otra comerciante de la zona.

Ante esta situación, los afectados ya han decidido tomar medidas. “Se está hablando de crear una comisión de vecinos afectados para ir al ayuntamiento a buscar una solución urgentísima, porque esta noche volverá a llover y se volverá a inundar todo”, ha comentado Juan Pedro, asesor técnico.                                        

Los colectores, la posible causa del problema

Sobre estas inundaciones, la alcaldesa Ada Colau ha explicado que están estudiando las causas, entre las que podría estar la situación de los colectores, en los que ya se lleva tiempo trabajando.