Ir a contenido

GESTIÓN DIRECTA DE LOS SERVICIOS

Beneficios "intangibles" tras un año de la remunicipalización del agua en Terrassa

En esta primera etapa, el principal objetivo ha sido garantizar que los abonados "no notaran ningún cambio substancial en el servicio"

Con la gestión directa, se calcula que, aproximadamente, se gane un millón de euros que se destine a inversiones dentro de la empresa pública

Àlex Rebollo

Lluïsa Melgares, teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad en el Ayuntamiento de Terrassa, y Jordi Ballart, alcalde de Terrassa.

Lluïsa Melgares, teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad en el Ayuntamiento de Terrassa, y Jordi Ballart, alcalde de Terrassa. / ACN

La empresa pública de abastecimiento de agua de Terrassa (Vallès Occidental), Taigua, cumple un año tras la remunicipalización del servicio por el Ayuntamiento. Por este motivo, el alcalde de la cocapital vallesana, Jordi Ballart, y la teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad, Lluïsa Melgares, han realizado una rueda de prensa para hacer balance del año de gestión directa del servicio.

Ballart ha señalado la experiencia como “un gran éxito”, pero reconoce que la mejora para la ciudadanía respecto al cambio de gestión “ahora es intangible”. No obstante, Ballart apunta que la idea es que “en los próximos meses y años la ciudadanía note un cambio en el servicio”.

Desde el consistorio egarense destacan en este primer año de funcionamiento los principales objetivos han sido garantizar que los más de 100.000 abonados “no notaran ningún cambio substancial en el servicio” y fomentar un modelo “eficiente, transparente, participativo y social”. “El modelo es un éxito y se ha mantenido la calidad del servicio”, ha afirmado Melgares al respecto.

Beneficios de la remunicipalización

Sobre cuáles son los principales beneficios para la ciudadanía, Ballart ha resaltado que se gana “en transparencia” y que los beneficios “no irán a manos privadas”. En términos económicos, se prevé que, aproximadamente, se gane un millón de euros que se destine a nuevas inversiones dentro de la empresa pública y que antes quedaba repartido entre el accionariado.

Desde el Ayuntamiento explican que la puesta en marcha de un nuevo servicio público y la necesidad de adaptación a la Ley de Contratos “ha complicado las inversiones en este primer año” y que la mayoría de estas se han centrado en la red de distribución. Durante el 2019, “se espera haber podido realizar una inversión de 1’125 millones de euros”, explican –principalmente en la sustitución de tuberías.

Respecto a los precios que pagan los usuarios, están congelados desde 2014 y “la idea es mantenerlos”.  Otro de los objetivos del consistorio es disminuir la concentración de sales en el agua y, en este sentido, "se están haciendo los respectivos estudios”, pero los cambios “no serán el próximo año".

"El agua como un derecho humano"

El proyecto de Taigua ha ido sorteando obstáculos desde el nacimiento de la iniciativa en 2016. Aunque fue el equipo de Ballart quien impulsó la remunicipalización del servicio de abastecimiento de agua, al renunciar al cargo, finalmente fue sus sustituto, Alfredo Vega (PSC) quién terminó materializándolo. “A partir de hoy el agua es de todos, estamos ante la expresión de la soberanía popular y legítima. Hoy consolidamos el agua como un derecho humano”, afirmaba hace un año Vega. Terrassa pasó a ser así el primer gran municipio de Catalunya en tener una gestión directa del agua.

En la rueda de prensa también ha participado Juan Martínez, presidente del Obsevatori de l’Aigüa de Terrassa (OAT), un instrumento impulsado por la ciudadanía y aprobado en julio de 2018 que tiene como objetivo favorecer la transparencia y la participación ciudadana.

Martínez ha defendido que el OAT tiene que ver con “contribuir a mejorar la gobernanza entre todos los actores implicados en la gestión del agua” y que representa una nueva cultura de la participación ciudadana en la gestión de los bienes públicos.

Tras recuperar la alcaldía y, con ello, la responsabilidad de gestión directa del agua Ballart celebra ahora que Taigua se ha convertido en un modelo de gestión que “ya es un ejemplo en Catalunya, España y Europa”.

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA