La defensa planetaria contra los asteroides peligrosos pasa a la ofensiva

La defensa planetaria contra los asteroides peligrosos pasa a la ofensiva
3
Se lee en minutos

Un grupo de investigadores de la Universidad de California en Santa Bárbara, Estados Unidos, ha elaborado una nueva propuesta para defender a la Tierra de las amenazas cósmicas que suponen el impacto de asteroides y cometas. Según este proyecto, no hay mejor defensa que un buen ataque: la idea consiste en cortar a los asteroides en múltiples partes mediante un sistema de varillas, disminuyendo así la fuerza del impacto. Una importante ventaja es que no requiere desarrollos futuristas: puede llevarse a cabo con tecnologías actualmente disponibles.



Una historia de impactos

A lo largo de la historia, la Tierra ha sido «atacada» por distintos eventos cósmicos. Hace 66 millones de años, un meteorito de unos 10 kilómetros de diámetro impactó contra nuestro planeta, provocando la extinción del 75% de las especies, entre ellas los dinosaurios. En tanto, el estallido en el aire de un cuerpo celeste hace 12.800 años provocó incendios generalizados y el inicio de un período de enfriamiento climático, llamado Younger Dryas.

Más recientemente, en 2013 un asteroide de aproximadamente 19 metros de diámetro, explotó sobre la ciudad de Chelyabinsk, en Rusia, al ingresar en la atmósfera terrestre. La explosión generó daños materiales y casi dos mil personas heridas. Dicho evento había sido previsto por los especialistas, pero se esperaba un único asteroide: la sorpresa fue que llegaron dos asteroides completamente independientes, incrementando las consecuencias negativas.

Amenazas latentes

Además de la posibilidad de «sorpresas» de este tipo, existe un riesgo extra: mínimos cambios en la órbita de los asteroides podrían hacer que ingresen en una especie de bolsas gravitacionales denominadas «cerraduras», derivándolos hacia una trayectoria más directa en dirección a la Tierra. De esta manera, una supuesta amenaza mínima se podría convertir súbitamente en un gran peligro.

Esto podría pasar con las dos mayores amenazas que afrontará el planeta en los próximos años, aunque se espera que no impacten sobre la Tierra: el asteroide Apophis, con un diámetro de 370 metros, que pasará cerca de nuestro planeta el 13 de abril de 2029, y Bennu, otro asteroide de 490 metros de diámetro que se acercará en 2036.

Tema relacionado: Al menos 10 grandes asteroides están ocultos cerca de la Tierra.

Con tecnología actual

¿Qué puede hacerse frente a estas posibles amenazas? Sin recurrir a tecnologías que necesitarían de varias décadas para poder desarrollarse, los autores del nuevo estudio publicado en arXiv proponen un método de defensa que «ataca» el problema de raíz. Según una nota de prensa, el proyecto PI propone utilizar varillas de penetración, de unos 10 a 30 centímetros de diámetro, capaces de fragmentar el núcleo del asteroide o cometa cuando colisionen contra ellos a máxima velocidad.

En consecuencia, el asteroide y no produciría un gran impacto único: esto reduciría notablemente las consecuencias del evento. Según los científicos, ya existe un cuerpo celeste girando por el espacio que está destinado a impactar contra la Tierra, pero no sabemos cuándo y cómo lo hará. Este tipo de estrategias de defensa pueden propiciar una solución real y al alcance de la mano a nivel tecnológico, evitando una próxima gran catástrofe global.

Referencia

PI — Terminal Planetary Defense. Philip Lubin. arXiv (2021).

Foto de portada: aunque no se prevé el impacto directo de un cometa o asteroide contra la Tierra en las próximas décadas, existen amenazas latentes y fenómenos que podrían cambiar peligrosamente las órbitas de algunos objetos. Frente a esto, un nuevo proyecto propone «cortar» los cuerpos celestes con un sistema de varillas. Crédito: MasterTux en Pixabay.

Noticias relacionadas

Video y podcast: editados por Pablo Javier Piacente en base a elementos y fuentes libres de derechos de autor. Créditos imágenes en video: MasterTux, Willgard, Ray_Shrewsberry, urikyo33 y CharlVera en Pixabay.

Música video y podcast: Lesfm en Pixabay.