Nueva temporada

Gonzo tira de la lengua (y cómo) a Mario Conde en ‘Salvados’

El expresidente del Banesto desvela el domingo, en el programa de La Sexta, la relación financiera que tuvo con Juan Carlos I y el gran poder de la banca

El desastre del ‘Prestige’, la inflación y la otra cara del fútbol son algunos de los temas que se tratarán en el programa que dirige y presenta Gonzo

Mario Conde y Gonzo, en una imagen del programa ’Salvados’ (La Sexta).

Mario Conde y Gonzo, en una imagen del programa ’Salvados’ (La Sexta). / Atresmedia

5
Se lee en minutos
Inés Álvarez
Inés Álvarez

Periodista

Especialista en programas de televisión y series

Escribe desde Barcelona

ver +

La Sexta inicia este domingo, 9, (21.30) una temporada de aniversarios en ‘Salvados’. Empezando por el del propio programa, que celebra este invierno 15 años desde aquel inicial ‘Salvados por la campana’. Pero que se cumplan 25 años desde la primera condena de Mario Conde sirve de excusa al espacio para hablar con el expresidente del Banesto sobre su relación financiera el Emérito y el poder de los bancos. Y que los 20 años del hundimiento del ‘Prestige’ le lleva a recordar desde una óptica actualizada el desastre que aquello supuso a todos los niveles. 

Gonzo, su presentador y director actual, recuerda que en 2008 miró con envidia al programa recién llegado a la parrilla de La Sexta. Pero ahora lleva al frente de 'Salvados' cuatro de esos 15 años en los que no para de acumular experiencias enriquecedoras. Como la de entrevistar a Mario Conde, un personaje que tuvo mucho poder en los años 90, tanto como para convertirse en el inversor de confianza del rey Juan Carlos. Y de ello hablaron en la visita que el equipo hizo a una de las fincas que le quedan (es una de las personas más morosas de España), en la que le tiraron de la lengua. Y bien.

“Digamos que tiene más libertad para hablar que la que tenía hace 25 años”, resume el periodista, que explica que una parte importante del programa la dedica a relatar su relación con el Emérito. Y entre lo que cuenta y lo publicado se crea el relato de la parte económica y financiera de la vida de Juan Carlos I y de cómo Mario Conde participó de ello. “Conde siempre ha sido un gran comunicador y muy vehemente, pero con el paso de los años lo es más y hay momentos en que independientemente de lo que te está diciendo es hipnótico cómo lo dice”, reconoce. ”Cómo se echa para adelante, cómo se hace la pregunta y se la responde. No es solo el contenido; es cómo cuenta las cosas”, insiste. 

Midiendo al adversario

No obstante, lograr la entrevista no fue fácil. Fue un año de trabajo arduo para convencerlo, de explicarle que no había ningún trasfondo. “Ahora, en el momento en el que se sienta, como es superinteligente, es plenamente consciente de la trascendencia que tendrá todo lo que se diga”, asegura. Y sabe medir a su adversario. “Evalúa al que tiene enfrente y en función de cómo lo vea le da más o da menos. Cuando vio que no podía colar cosas porque sí, aceptó el reto. Yo le dije al acabar: ‘Me siento honrado de que hayas entrado en ciertos juegos’”, confiesa el presentador.

También demostró que sabe medir sus palabras. “Hay cosas que sabíamos a ciencia cierta que él había protagonizado y al principio decía no acordare, pero cuando se las sueltas, lo reconoce”, detalla. No solo hablaron de su faceta de inversor de confianza de Juan Carlos I. “Como presidente del Banesto que fue, hablamos de los tentáculos del poder económico, de hasta dónde llega”, revela. Y ahí desvela cómo financió la campaña de un partido en concreto y cómo negoció con ese líder, del que da nombre y apellidos. “Y reconoce que cometió más delitos, distintos a aquellos por los que fue condenado”, prosigue el periodista, saisfecho de lo que iba soltando.

El control de los medios

También explica Conde cómo hacía para controlar los medios de comunicación. Por fin se destapa uno de los grandes artífices de que se callasen tantas cosas sobre Juan Carlos I. “Y es curioso, porque después nos echaba la culpa a los medios”, critica Gonzo, que recuerda que, antes del documental de HBO Max ‘Salvar al Rey’, ya se emitió un ‘Salvados’ sobre cómo se protegió al Rey. “Allí vimos que los medios de comunicación por un lado y los partidos políticos dijeron: ‘No es que vamos a dejarle a hacer este señor lo que quiera, pero como lo va a hacer sí o sí, o lo protegemos o se va todo al garete. Y Mario Conde participó de esa historia”, mantiene.

 Sobre ese tema, preguntado el exbanquero por la capacidad y el poder que tenía para conseguir que no se desvelasen cosas del rey, la respuesta fue: o a través de los contactos o a través de la cartera. “Hay ejemplos clarísimos de la influencia que tenía Conde en las esferas del poder en este país y cómo el Emérito aprovechaba que no podía hacer ciertas cosas por ser quien era y utilizaba al banquero para gestiones feas de hacer”, detalla.

No obstante, aunque en el programa se llega a la conclusión de que tiene más poder un banco que un presidente del Gobierno, al final pudieron con Conde. “Hablamos de que se midió mal. Y creo que ha sido muy sincero en ese aspecto. Incluso con la expresión corporal. Se le baja el mentón”, relata el periodista. “Analizamos qué pasó para que acabase como acabó”, explica. “Hay una parte humana en la entrevista que mola. Nunca lo había visto hablar en esos términos de sí mismo”, dice Gonzo impresionado.

El desastre del ‘Prestige’

Noticias relacionadas

Otro de los temas con efemérides, el del ‘Prestige’ no será una simple mirada atrás: “Lo del ‘Prestige’ fueron tres meses de ‘fakes news’ por parte del Gobierno a un nivel brutal”, asegura. Y contarán con testimonios potentes: “Escuchamos al señor que tomó la decisión de dejar el barco y a una persona que trabajaba para él y dijo que eso era una locura. Y a los marineros”, detalla. “Y tenemos un sorpresón. Alguien importante murió, nos dio por buscar el muerto e hicimos otro programa. Va a sorprender”, adelanta. También se ha cuidado mucho el formato. “Es novedoso cómo lo hemos grabado. La cantidad de personajes que tenemos hablando. Y cada párrafo lo cuenta un protagonista. Cuando lo ves impresiona bastante”, concluye.

‘Salvados’ hablará también en próximos programas de un tema que preocupa a todos sin excepción, la inflación, y prepara uno más sobre la otra cara del fútbol. “Cómo puede ser que en los partidos vayan con un ‘No a la guerra’ y ‘No al racismo’ y los dos últimos Mundiales se hagan en Rusia y en Qatar. Esto no es muy coherente”, advierte. Como diría Mario Conde, el dinero manda mucho. “Lo puede todo, sí”, reconoce el periodista, al que las audiencias, que en ‘Salvados’ son buenas, le preocupan relativamente. “Me preocupa más que por las audiencias ‘Salvados’ dejase de ser ‘Salvados’”, asegura.