De la música a '#Luimelia'

Roi Méndez, de 'OT' a la interpretación: "Intento salir de mi zona de confort para vencer mis miedos"

El concursante más bromista de 'OT 2017' interviene en la cuarta temporada de la serie de Atresplayer Premium '#Luimelia'

Roi Méndez, en una imagen promocional de ’#Luimelia’.

Roi Méndez, en una imagen promocional de ’#Luimelia’. / ATRESMEDIA

6
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

Puede que Amaia Romero ganara 'OT 2017' con su dulce voz, pero de la edición que revivió el 'talent show' musical en TVE-1 ha salido una buena hornada de artistas con una gran proyección: Aitana, Lola Indigo, Alfred, Cepeda, Ana Guerra... Algunos, incluso, están despuntando también en facetas alejadas de la música, como Ricky Merino como presentador y, ahora, Roi Méndez en la interpretación. El cantante gallego de 27 años que se metió al público en el bolsillo gracias a su naturalidad, colaborador de programas de radio en Europa FM y Cadena 100, ya hizo una pequeña aparición en 'Paquita Salas', aunque a partir de este domingo 25 de julio tiene un papel de más peso en '#Luimelia', el 'spin-off' de 'Amar es para siempre' que estrena su cuarta temporada en la plataforma Atresplayer Premium.

¿Esta nueva aventura es un salto en su carrera?

Es una oportunidad muy grande para mí, estoy supercontento porque al final no es fácil confiar en una persona que no tiene experiencia, siempre te la juegas un poco. Generalmente me suele dar vergüenza verme actuando y aquí no me disgustó, así que es un buen síntoma...

Hace de Sergi, un actor de teletienda amigo de las protagonistas. Curioso que siendo gallego le hayan puesto un nombre catalán.

!Y además con todo el acento que yo tengo! Pero Borja (González Santaolalla, el creador de '#Luimelia') lo justifica muy bien diciendo que es su nombre artístico. Mi personaje es un soñador, un actor de teletienda que es feliz con poco y que piensa que su trabajo es todo un éxito.

¿Se sintió cómodo en el rodaje con un papel de mayor peso que en 'Paquita Salas'?

Me sentí muy cómodo porque todos mis compañeros fueron muy agradables. Y no me sentí nada juzgado pese a ser el nuevo, el que no es actor. Aparte, como soy muy preguntón y tengo mucho respeto a la profesión, estaba todo el rato pidiendo indicaciones para hacerlo lo mejor posible.

¿Tiene miedo a que le juzguen con mayor severidad al no ser actor?

Si los directores decidieron que yo era la mejor opción para hacerlo sería por algo. Suelo ser bastante crítico conmigo mismo, pero al final llega un punto en el que lo hago como lo hago y si a esta gente le gusta, ¿por qué no? Además, en la música también pasa esto y a mí, como persona que pertenece a ese mundo, no juzgo que haya gente que no ha escrito o estudiado música que haga música. No pasa nada.

¿Tiene previsto estudiar interpretación? Porque tiene otro proyecto televisivo, una serie en la que coincidirá con otros 'triunfitos', Flavio y Samantha, y con Lucía Ramos.

Me gustaría formarme un poco. Fue muy fuerte porque nunca me habían llegado propuestas así, y de pronto me llegaron las dos a la vez. Hemos hecho un piloto y estamos intentando venderlo. Es una serie sobre cuatro músicos de conservatorio muy estudiosos hasta que llega la movida.

¿Sale cantando?

Más que cantando, tocando.

Es uno de los artistas de la nueva hornada de 'OT' más polifacéticos: canta, compone, actúa, colabora en varios programas de radio... Solo le falta presentar, como Ricky Merino.

Intento hacer cosas saliendo de mi zona de confort para vencer mis miedos y demostrarme que puedo ir cumpliendo metas. Hace cuatro años, no me vería capaz de hacer lo que estoy haciendo ahora.

Cuando estaba en 'OT' decía que era un músico que cantaba. ¿Ahora ya se considera cantante?

Soy cantante pero, ante todo, me considero músico. Al final, la voz es un instrumento más. A mí me gusta la música en todo su conjunto.

Y eso que en el colegio suspendía música.

En segundo de la ESO iba a ir a septiembre con música, pero le dije al profesor que, si me aprobaba, mis padres me compraban una guitarra.. Y me aprobó. Un poco gracias a eso empecé a tocar. Lo primero que aprendí a tocar fue la gaita y nos enseñaban de oído, así que nunca aprendí solfeo y por eso suspendía música.

En marzo de 2019 sacó su primer disco, 'Mi lógico desorden'. Desde entonces ha ido sacando 'singles'. ¿Tiene previsto otro álbum pronto?

Ahora mismo voy a empezar una nueva aventura. Estaba en Universal y pedí la carta de libertad, así que empiezo otra etapa. Ahora mismo estoy libre viendo opciones. Se portaron muy bien porque tenía contrato vigente y me liberaron. Estoy muy agradecido por ese gesto.

¿Por qué pidió la carta de libertad?

No estaba cómodo con el ritmo de trabajo que se me proponía. Yo quería más. Cada uno tira por sus intereses, y yo me encuentro más cómodo reiniciándome.

¿No sentía libertad para hacer lo que quería?

No es eso. Por suerte Manuel Martos, que fue jurado en mi edición de 'OT' y ha sido mi director artístico en Universal, siempre me ha dado mucha libertad. Pero veía que iba todo un poco lento. Y lo entiendo, porque llevan a muchísima gente con más proyección,que pueden generar más dinero. No se trabajaba al ritmo que yo quería, pero seguramente cualquier artista piense lo mismo, porque todos queremos más. Así que me apetecía cambiar de aires y me han dejado.

Risto decía que en 'OT' había que crear productos. ¿Usted se ha sentido así?

Teniendo en cuenta que la persona que se encarga de llevar mi carrera se llama jefe de producto... Al final todos somos un poco un número. Pero, vamos, que yo siempre me he sentido muy bien tratado.

En Cadena 100 hace canciones despertador. ¿Usted con qué música se despierta?

Yo me despierto con la luz. Últimamente me despierto con la persiana abierta y así madrugo más.

En cambio, sí que se dormía con música.

Tuve una época en la que me dormía escuchando discos de los Beatles y de Pink Floyd porque tenía casi una obsesión por aprendérmelos.

Cepeda, su amigo y compañero de 'OT', ha dicho que ni un 5% de lo que tiene ahora es gracias al concurso. ¿Lo secunda?

Sin 'OT', seguramente seguiría viviendo de la música como hacía antes, con orquestas y siendo muy feliz, pero no estaría haciendo lo que hago ahora. Para mí fue la gran oportunidad de mi vida, aunque luego tienes que tener alguna propuesta interesante, querer hacer, querer trabajar... Te ponen un punto de partida muy bueno si lo sabes utilizar. De hecho, yo desearía haberlo tenido más claro cuando entré y no haber perdido tanto tiempo en buscarme y encontrarme, haber tenido unos años más para saber bien lo que quería y haber utilizado más la exposición. Pero entiendo lo que dice Luis, porque todo es como una rueda.

Explíquese.

Porque sin 'OT' no estaría aquí, pero sin la orquesta no hubiera estado en 'OT', sin que el profesor de música me aprobara no hubiera aprendido a tocar la guitarra, no hubiera querido aprender a tocar si mi mejor amigo no lo hubiera hecho... Al final todo es como una rueda y forma parte de un puzle.

Noticias relacionadas

¿Cuál es su gran meta en su carrera?

Mi meta es ser bueno en lo mío. Ahora mismo siento que estoy a un 20%, que hay cosas que tengo que pulir para estar al cien por cien. Así que hay que seguir mejorando.