El 'Stranger things' a la española

Fernando González Molina, creador de 'Paraíso': "La ficción te permite vengarte de la vida"

El director de 'Tengo ganas de ti' estrena este viernes la nueva serie de Movistar+, una especie de 'Stranger things' a la española

El director Fernando González Molina.

El director Fernando González Molina. / JUANRU REAL

4
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

Fernando González Molina está acostumbrado a trasladar a la gran pantalla exitosos 'best-sellers', como hizo con 'Palmeras en la nieve', 'Tres metros sobre el cielo', 'Tengo ganas de ti' y la trilogía de 'El guardián invisible'. Pero ahora se ha propuesto bucear en sus propios recuerdos de adolescencia para transportarnos a la España de los años 90 en la que se ambienta 'Paraíso', la nueva serie de Movistar+ producida por The Mediapro Studio que llega este viernes 4 de junio a la plataforma, una especie de 'Stranger things' a la española que mezcla fantasía, misterio y aventuras y que desatará la nostalgia de todos aquellos que hayan cumplido los 40, ya que bebe de los títulos que arrasaban en el cine y la televisión cuando eran niños ('Los Goonies', 'Verano azul', 'V'...) y echa mano de la banda sonora de aquella época, con Mecano y OBK como grandes referentes. El punto de inicio de la trama es la desaparición de tres chicas en un pueblo de la costa levantina allá por 1992 y en el reparto figuran nombres como Macarena García, Gorka Otxoa, Iñaki Ardanaz y los jóvenes Pau Gimeno, María Romanillos, León Martínez, Cristian López, Héctor Gozalbo y Patricia Iserte.

¿Buscaron deliberadamente las referencias a las primeras películas de Spielberg, a títulos como 'Los Goonies' y a series como 'Verano azul' y 'Stranger things' para crear 'Paraíso'?

En realidad, más que tener referencias cinematográficas o televisivas, 'Paraíso' intenta reproducir en el espectador las sensaciones que yo vivía cuando tenía 13, 14 o 15 años y veía 'V', 'El equipo A', 'MacGyver', 'Los Goonies', 'Los Gremlins' y me preguntaba: ¿cómo ha conseguido este director trasladarme a otro lugar y hacer que me crea que el mundo está dominado por los lagartos? Esa sensación de viaje era un poco mi objetivo. Más allá de eso, compartimos los referentes que tenemos en España, como los crímenes de Alcàsser, las Olimpiadas del 92, 'Verano azul', Mecano y OBK y, sumados a las referencias anglosajonas que están muy presentes en nuestra cultura audiovisual, hacen la amalgama de la que supongo que bebe 'Paraíso'. Pero 'Stranger things' no es una referencia consciente.

¿Para crear esta serie ha buceado mucho en su infancia?

Cuando nos sentamos a pensar la serie, la idea era siempre que los personajes se acercaran mucho a nuestra edad en el año 1992 para poder ser muy honestos con lo que vivían y los problemas que tenían. Yo en aquella época era un 'friki' de la televisión, era superfan de Mecano y les mandé unas 400 cartas para conocerles, vivía en una ciudad de provincias y a veces me sentía un bicho raro allí. Pero, por otro lado, era una época en la que vivías la sensación de pandilla y de amistad. Había una serie de cosas que resonaban de mi adolescencia y de la de Ruth García y David Oliva [los guionistas y cocreadores] que nos apetecía trasladar a la pantalla.

Además, los años 90 no están tan representados en la televisión.

Los 80 han estado más transitados y tienen cosas como la movida, pero a mí me resulta un poco ajena porque era muy pequeño. Elegimos 1992 porque fue un año icónico para España y el de la última gira de Mecano, no tanto por hacer nostalgia o por referencias de otras series, sino por intentar viajar a un sitio del que nosotros teníamos muchos recuerdos.

Tampoco el género fantástico es tan habitual en nuestra pequeña pantalla.

Porque tiene una complejidad de escritura y de producción que hacen que sean series caras. Y más ahora que la televisión se ha vuelto universal y, al final, tienes que competir en una liga mundial.

'Paraíso' es una serie fantástica, pero también habla de temas universales, como el primer amor, sentirse diferente y los problemas de la paternidad.

El fantástico es una buena carcasa porque te permite viajar con más purpurina y alejar al espectador de su día a día, pero al final 'Paraíso' habla de la adolescencia, de la amistad, del amor, de estar perdido, de la orientación sexual, de la pérdida... Y de algo que me tiene obsesionado desde siempre, que es la figura de los padres de niños secuestrados. A mí me costaría mucho hacer una peripecia Marvel, necesito temas emocionales.

"Me costaría mucho hacer una peripecia Marvel. Necesito temas emocionales"

Los grandes protagonistas de la historia son los adolescentes. Y han elegido caras muy nuevas.

La idea es que los actores tuvieran la edad de los personajes. No quería hacer una serie con personajes de 15 años con actores de 20. A veces es complicado rodar con menores por la legalidad y la falta de experiencia, pero entonces pierdes la inocencia y la verdad, que para mí era una prioridad. Vimos a unos 3.000 chicos y al final hemos acabado con actores que habían hecho teatro, un papel en una serie, con el protagonista del musical de 'Billy Elliot'... Pero no son caras conocidas.

En el primer episodio hay un gran momento con una canción muy famosa de OBK que traerá recuerdos a parte del público.

Yo nunca hubiera bailado OBK en mitad de una discoteca como en la serie porque era un chaval apocado. Pero lo bueno de la ficción es que te permite vengarte de la vida, hacer lo que tú no pudiste hacer. Cuando hacía la promoción de 'Tres metros sobre el cielo' me preguntaban si la película reproducía mi adolescencia. Y todo lo contrario, reproducía lo que no fue mi adolescencia, era mi venganza contra el mundo.

Noticias relacionadas

¿'Paraíso' está pensada para que tenga más temporadas?

La idea era hacer una serie que terminara, pero hay líneas abiertas que podrían continuar si al público le interesara.