Tú y yo somos tres

Pablo Iglesias eligió una canción triste

Iglesias, con Silvio Rodríguez en ’La Tuerka’.

Iglesias, con Silvio Rodríguez en ’La Tuerka’.

Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

No eclipsó el triunfo de Isabel Díaz Ayuso, pero casi. Desde luego capitalizó toda la atención del último tramo del seguimiento televisivo de la batalla electoral por la Comunidad de Madrid.

Noticias relacionadas

Estoy hablando de la despedida de Pablo Iglesias, un golpe escénico de primera categoría. Los comentaristas de las cadenas dedicaron su rúbrica final a este despido. Xabier Fortes (TVE-1) decía: «La vieja política era cuando todos decían que habían ganado. La nueva política es que Gabilondo no ha ganado, Pablo Iglesias tampoco y además deja la política». En Al Rojo Vivo (La Sexta) Ferreras advertía: «Hace unas semanas era el vicepresidente del Gobierno y hoy... ¡abandona la política!». Es así, aunque en este caso el abandono parece fruto de una estrategia perfectamente preconcebida. Vicente Vallés (A-3 TV) recordaba: «Todo esto comenzó porque en Murcia alguien se vacunó cuando no le correspondía». Del imperio telecinqüe no les pongo nada porque ellos iban a su bola, o sea, a su ratomaquia Supervivientes la isla de los mosquitos. Donde estaban muy contentos era en TRECE TV. Su presentador, Antonio Jiménez, sonriente, decía: «Ayuso sacó a Iglesias del Gobierno, y ahora lo manda a su casita. Tanta paz lleve como descanso deja». Había alegría en la cadena de los obispos. La nota zafia y mezquina la puso Toro TV (antes Intereconomía TV). Tras el adiós de Iglesias, alguien de aquel plató exclamó: «¡Qué hijoputa!». Nadie pidió excusas por aquel intolerable insulto. Todo lo contrario: reían.

Para los amantes de la música habrá sido enternecedor que Iglesias se haya despedido con un verso del cantautor Silvio Rodríguez, un pasaje de la canción El necio que dice: «No sé lo que es el destino / Caminando fui lo que fui». Este tema de Silvio es muy triste. Habla de «Me arrastrarán sobre rocas / machacarán mis manos y mi boca». Yo creo que Iglesias tiene una especial querencia por Silvio desde que le entrevistó, en mayo de 2016, en aquel programa de televisión que tenía llamado Otra vuelta de Tuerka. Allí se embelesaron mucho hablando del Che. Lo anoté en mi cuaderno. Decía Silvio: «Hacer la guerra, ganarla, ser implacable con los errores propios, y de pronto dejarlo todo y marcharse. ¡Inmolarse!». ¡Ahh! No estoy seguro que lo de Iglesias sea una inmolación. Se especula que lo que desea es volver a la tele y dedicarse al apostolado de sus ideas políticas. Ya lo decía Concha Velasco: "¡Mamá quiero ser artista!".