23 sep 2020

Ir a contenido

nueva temporada

DMax sigue 'Desmontando el cosmos'

La cadena ofrece el sábado nuevos capítulos de la serie documental sobre los misterios del universo

El Periódico

Imagen de ’Desmontando el cosmos’. 

Imagen de ’Desmontando el cosmos’.  / DMAX

Como cada año a mediados de agosto, miles de personas disfrutan de las tradicionales Perseidas, la lluvia de estrellas popularmente conocida como las lágrimas de San Lorenzo. DMax mira el cielo este sábado 15 de agosto para analizar este y otros fenómenos con el estreno de una nueva temporada de la serie documental 'Desmontando el cosmos' (22.00 horas).

A lo largo de 10 episodios de una hora, el programa continuará descifrando los secretos ocultos que rodean el origen y destino del universo para desentrañar misterios como la historia secreta de la sonda Juno que lanzó la NASA para explorar Júpiter, la aurora boreal, los nuevos descubrimientos respecto a la existencia de vida extraterrestre o cómo los últimos avances científicos y tecnológicos han terminado por cambiar la visión que se tenía de los llamados agujeros negros.

Colonia espacial en la Luna

Además, los espectadores podrán comprobar algunos de los mayores descubrimientos que apuntan a la Luna como uno de los siguientes lugares donde podría establecerse la vida humana en lo que sería una nueva carrera espacial a nivel internacional por lograr la primera colonia espacial de la historia. Los expertos explicarán también los requisitos para poder habitar Marte y los avances que están logrando gracias a la posibilidad de cartografiar el universo entero.

El capítulo de este sábado abordará las lágrimas de San Lorenzo, inofensivos meteoros que dejan un haz de luz en el cielo al atravesar la atmósfera terrestre a gran velocidad. Pero también hablará de otros potencialmente más peligrosos, como el primer meteorito interestelar identificado por los científicos y cuyo origen alienígena es todo un misterio para los expertos, que tratan de prever el comportamiento de este objeto con forma y tamaño de un rascacielos que viaja a 100.000 kilómetros por hora en dirección al Sistema Solar.