01 abr 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Bartomeu en picado y Mas resucitando

Ferran Monegal

Pep Plaza recreó a Bartomeu en ’Polònia’. / TVC

En Polònia (TV-3) le han dedicado un sketch a Bartomeu. Se dirige a socis i simpatitzants (Pep Plaza clava su farfulleo) y mientras va hablando, el glorioso escudo del Barça, que aparece colgado a su espalda, se va desplomando por partes. O sea, ¡patapam! Es un buen reflejo de la debacle. Pero mis admirados polacos se han olvidado de Roures. ¡Ah! Mecachis. Deberían haberlo sacado en plan Sinuhé el Egipcio, o sea, preparando las vendas para amortajar al cadáver. Ya sabemos que en TV-3 les tiemblan las piernas en todo lo que a Jaume Roures atañe. Les acollona la temible potencia del personaje. Pero en este caso su aparición en el sketch era obligada. Bien mirado, la chapucera campaña contra él que ahora se ha destapado ha sido un regalo. Le han puesto a güevo el asalto final a la actual directiva azulgrana.

Y mientras la trayectoria de Barto, por méritos propios, ha entrado en picado y los polacos lo han retratado, en El Palmar de Troya FAQS han resucitado a Artur Mas. ¡Ahh! Qué misa de resurrección más hermosa han oficiado. A las doce de la noche del sábado pusieron sobre el altar un contador de segundos (¡Tres, dos , uno, ceroooo!) para celebrar que en ese instante, justo en ese momento, se acababa su inhabilitación política y ya podía, libremente, volver a cabalgar. ¡Ah! Qué alegría, qué emoción, en El Palmar. Le preguntaban con fruición, con ansiedad, con ilusión y gran curiosidad: ¿Qué hará a partir de ahora, señor Mas? ¿Quiere volver a ser president? ¿De la Generalitat? ¿De JxCat quizá? Y Mas se dejaba querer, sonreía, departía amablemente con los feligreses y oficiantes allí congregados, y nos dejó algunas gotas de su actual ideario: «No lucharé para ser candidato» dijo de entrada. O sea, y bien leído, quizá lo que nos estaba diciendo es que será candidato si no hay pelea ni rifirrafe, si no hay nadie que se oponga, y si es requerido en plan tot un clam. También nos comunicó que tiene ganas de dedicarse a buscar «talents polítics, persones concretes». ¡Ah! Es una tarea apasionante la de head hunterEsperanza Aguirre lo intentó hace unos años y no le acabó de salir del todo bien, pero eso no debe desanimarle. Doña Espe, francamente, no estaba preparada. Mas, en cambio, ya demostró tener un ojo clínico excelente, bárbaro, cuando viajó hasta Girona y eligió a Carles Puigdemont para sucederle en el cargo.