Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Debuta en TV el coronel vetado por PP y C's

Ferran Monegal

El coronel Pedro Baños, en Cuatro.

Debut en Cuatro del coronel del Ejército de Tierra Pedro Baños (La mesa del coronel).¡Ah! Que un militar –aunque esté en la reserva– tenga programa propio, me parece resaltable. Y más tratándose de un espacio que nos alerta de cómo los gobiernos, las esferas de poder, y algunas empresas, nos espían. Comenzó hablando de los teléfonos móviles. «Nos hemos metido el espía perfecto en el bolsillo». Y añadió: «Control absoluto de nuestras vidas. Saben con quién hablamos, qué decimos, dónde nos encontramos... Saben lo que pensamos hacer. Influyen en nuestras decisiones». ¡Ah! Esta es una música que los teleadictos conocemos bien. El coronel Baños, especialista en geoestrategia, seguridad y terrorismo, recibió hace un año la llamada de Iván Redondo, el superasesor de Pedro Sánchez. Le ofreció ser director del Centro de Seguridad Nacional (CSN). El PP y C’s desbarataron el nombramiento. Le acusaron de ser un agente de Putin, porque ocasionalmente interviene en Russia Today. También le sentenciaron porque colabora de vez en cuando en Cuarto milenio. Hombre, vengo siguiendo a Baños en las teles desde hace años. Me parece de una seriedad incuestionable. Creo que si en esta Mesa del coronel se van abordando esos temas que normalmente se tapan, como la compraventa de armamento de gobiernos y de mafias, incluidos los comisionistas forrándose, tendremos un servicio público de primera clase. Lo que no puedo predecir es cuánto durará.

EDUARD PUJOL, GENDARME .– Decia el humorista Godai García, en su actuación en FAQS (TV-3): «La próxima Diada será muy fuerte. Dios no lo quiera, pero igual se acabará tumbando algún contenedor. Incluso haremos una onada y Quim Torra, surfeando, llegará hasta Bruselas; no tendrá ni puta idea de qué decir, pero les dará la fórmula de la Ratafía». Y entonces saltó Eduard Pujol cargando contra el artista: ese humorismo sobre Torra, según él, era intolerable. ¡Ah! Al margen de Eduard Pujol, que desde que es el representante de Puigdemont y de Torra cada vez es menos periodista y más gendarme, al margen, esta trifulca le viene bien a TV-3. ¿Veis? ¡Permitimos que se critique a Torra! En realidad lo que estaba haciendo el humorista, con indudable arte, era mandar ese mensaje que TV-3 impulsa y le agrada. Prou de fer el paperina. ¡Fem el tsunami!

Temas: Cuatro