Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Buenafuente avisa: Malú, vientre de alquiler de Rivera

Ferran Monegal

Parodia sobre Rivera y Malú (Late motiv).

Ha entrado Buenafuente (Late motiv, #0)) en la noticia que ha desvelado la prensa del corazón: Malú y Albert Rivera son más que amigos y tienen una relación. ¡Ah! La prensa del cuore trata el asunto con esa mezcla de cotilleo cursi, picante y dulzón que la caracteriza. En Late motiv  han añadido mordiente. Han realizado una parodia sobre un concierto de la cantante, incrustando a su lado a Albert Rivera, y Buenafuente ha lanzado esta advertencia, consejo o premonición, en forma de perdigonada: «Yo solo te digo una cosa, Malú: vigila que Albert vaya en serio, que no te quiera solo como vientre de alquiler, que está muy por eso».

Es curioso, aunque el disparo iba dirigido directamente sobre Rivera y su proyecto de ley a favor de la gestación subrogada, el dolor de la perdigonada lo habrá sufrido sobre todo Malú. No debe de ser nada agradable que por una relación amigable o amorosa con un líder político, Malú vea que su condición de mujer queda etiquetada como vientre de alquiler en un programa de tele.  Lo dejo a la consideración de todos ustedes, sobre todo el sector feminista que me lea.

Ese mismo día, en otra cadena, en Cuatro, se escenificó un ingenioso juego sobre este mismo tema de Malú & Rivera. Los colaboradores y opinadores de la mesa lanzaban comentarios buscando una chispa, benigna e ingeniosa en el fondo, mientras el presentador Risto Mejide exigía silencio sobre el tema diciendo: «Yo no hablo de la vida privada de la gente, y menos de la de un amigo. ¡O sea que voy a boicotear este programa y no voy a permitirlo!». ¡Ah! Eso de boicotear el mismo programa que diriges y presentas es una novedad muy vistosa. Les salió una escenificación muy llamativa. Una controversia muy conseguida teatralmente. Hasta muy inteligente. Muy acorde con el título Todo es mentira, que así se llama este espacio de tele.

Sobre este programa que Risto hace en Cuatro todas las tardes, señalemos su mutación.  Dado que no consiguen audiencia –se mueve en torno al 3% de cuota de pantalla– ahora prueban incidiendo más en la política. ¡Ah! Se nota que en la producción de este programa participa Minoria Absoluta, que es la productora de Polònia. Les están enseñando cómo manejar la política con mordiente. La otra productora, La Fábrica de la Tele, se encarga de envolverlo todo con el estilo Todo es tomate, que es el ADN típico de Mediaset.