Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Catedral con tortura y 'dret de cuixa'

Ferran Monegal

Matan a una sirvienta a latigazos (A-3 TV).


El paisaje de fondo puede que sea la construcción de Santa Maria del Mar, pero los protagonistas de la foto son aquellas criaturas de la Catalunya medieval del siglo XIV. Unas intentando escapar del estigma de la pagesia de remensa y su obligado vasallaje a los senyors dels castells, como es el caso de Bernat Estanyol y su hijo Arnau. Y otras estrujando cualquier mínimo atisbo de ética y de moral –la familia del comerciante Grau Puig, por ejemplo– para así llegar a prosperar en la aquella incipiente sociedad urbanita barcelonesa, incluido el Consell de Cent.

Estamos hablando del estreno de La catedral del mar, adaptación de la novela homónima de Ildefonso Falcones, y con la que A-3 TV ha conseguido unos índices de audiencia sobresalientes y espectaculares. Hombre, los encargados de poner en pie el proyecto, Diagonal TV, son expertos en este tipo  de ciclópeas producciones. Tienen experiencia. Trabajan bien. O sea, solvencia contrastada. El propio autor de la novela, Falcones, ya marcó bien el terreno para conseguir un best-seller: emocionar con la descripción de personajes, incluido un buen repertorio de crueldades.  Es una fórmula de éxito.

Una producción conjunta angloitaliana puso en pie en 2016 la serie Médici: señores de Florencia, que aquí emitió la plataforma Movistar+. También allí se contaba la construcción de una catedral, la de Florencia, con la problemática de su famosa cúpula octogonal de doble casco. Aquella catedral se edificó curiosamente en el mismo siglo que Santa Maria del Mar. Ambas producciones coinciden: acentúan el retrato humano, con todas sus perversiones y mezquindades. En el primer capítulo de La catedral del mar ya hemos visto torturar y matar a latigazos a una pobre sirvienta. Y hemos visto también el ejercicio del canalla dret de cuixa por parte del Senyor de Bellera.

¡Ah! Ha habido revuelo con esta escena. Hay quien considera que el derecho de pernada en Catalunya no existió. Conviene documentarse. No fue hasta la sentencia de Cáceres, también llamada arbitral de Guadalupe (1486), que el rey Fernando el Católico abolió el dret de cuixa en Catalunya. Lo hizo a instancias de los pagesos remensas, que estaban en guerra con los nobles y senyors que les esclavizaban y vejaban.
Creo que en el segundo capítulo entrará de lleno el factor Inquisición. O sea, canallas con sotana. También nos va a enganchar.


 

0 Comentarios
cargando