TERMINAL INCENDIARIO

Samsung deja de fabricar definitivamente el Galaxy Note 7

La compañía se hunde en bolsa un 7,5% tras los nuevos problemas con su móvil estrella

El director de la división de telefonía móvil de Samsung, Koh Dong-jin, hace una reverencia durante la rueda de prensa sobre los problemas del Galaxy Note 7.

El director de la división de telefonía móvil de Samsung, Koh Dong-jin, hace una reverencia durante la rueda de prensa sobre los problemas del Galaxy Note 7. / AFP / KIM HONG-JI

2
Se lee en minutos
Josep M. Berengueras
Josep M. Berengueras

Periodista

ver +

El gigante de la electrónica Samsung ha anunciado que el cese total de la producción de su teléfono estrella Galaxy Note 7, después de que haya tenido que recomendar a sus usuarios no usar el teléfono tras detectarse nuevos casos de incendio del dispositivo.

"Hemos ajustado recientemente el volumen de producción para permitir una investigación global y un control de calidad, pero haciendo la seguridad de los consumidores nuestra preocupación número uno, llegamos a la decisión final de detener la producción del Galaxy Note 7" , dijo Samsung en un comunicado. Otras fuentes de la compañía han agregado que se entiende que se trata de un "cese definitivo".

UNA CRISIS QUE PUEDE SALIR MUY CARA

El teléfono Galaxy Note 7 es el terminal estrella de Samsung, con el que debía relanzar a la marca ante la comptencia (en especial las marcas chinas y Apple y sus iPhone 7), pero tras un lanzamiento escalonado se vio obligada a parar la venta y llamar a revisión millones de teléfonos en todo el mundo después de detectar que algunos teléfonos se sobrecalentaban y se incendiaban.

El problema no acabó aquí: tras revisar los terminales y relanzar el móvil supuestamente reparado, la semana pasada varios usuarios empezaron a reportar como su Galaxy Note 7 volvía a incendiarse, llegando a causar incluso el desalojo de un avión. Ante este panorama, Samsung anunció el lunes que suspendía la producción del Galaxy Note 7, y este martes ha pedido a sus usuarios que apaguen el móvil y no lo abran.

Noticias relacionadas

Samsung puede pagar muy caro esta crisis. Para empezar, las acciones de Samsung cayeron este martes un 7,5% en la bolsa de Seúl, tras anunciarse la suspensión global de ventas y reemplazos de su teléfono Galaxy Note 7. Al cierre de la negociación en el parqué del país asiático el precio de los títulos del gigante tecnológico surcoreano se desplomaron hasta los 1.247,3 euros, frente a los 1.348,5 euros en los que cerró el lunes en el parqué local. De esta forma, la compañía ha perdido 15.000 millones de euros de valor en bolsa en dos jornadas (el lunes cayó un 1,5%).

La compañía tenía previsto vender unos 20 millones de Galaxy Note 7 en todo el mundo, lo que implica que supondrá un descenso de las ventas de unos 18.000 millones de euros y un impacto en los beneficios de más de 6.000 millones de euros. El músculo financiero de la firma permite hacerse cargo de este imprevisto, pero el problema puede ser a largo plazo, con una marca dañada y una competencia que puede aprovecharse de esta situación.