Ir a contenido

EL ADN de la semana

Cuba

Pere Puigdomènech

El máximo dirigente de la Revolución cubana, Fidel Castro, ha aparecido por primera vez en público desde 2006. Lo ha hecho en una visita a un centro de investigación de La Habana y coincide con la liberación de algunos presos políticos.

Es conocido el interés de Fidel por construir una ciencia propia en Cuba. Lo consiguió en parte. Pero el funcionamiento del régimen no ha dejado que se desarrolle. Fidel Castro ha elegido para reaparecer una visita al CNIC (Centro Nacional de Investigaciones Científicas) que se fundó el año 1965. En1978 en el CNIC se empezó a trabajar en Biología molecular. Por aquel tiempo, Fidel conoció a un investigador norteamericano que le convenció de las propiedades del interferón para controlar los virus y el cáncer. En 1986 se inauguró el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología en La Habana, uno de los mayores centros de investigación de Latinoamérica y que sirve de modelo para el Centro Nacional de Biotecnología que se construyó en Madrid en 1992.

En estos centros de investigación han trabajado centenares de jóvenes que produjeron interferón, y también vacunas como la de la hepatitis B o la de la meningitis, que Cuba exporta. También desarrollaron técnicas de investigación en plantas que algunos aprendieron en Barcelona. La biotecnología se convirtió en un capítulo importante en las exportaciones de la isla.

Pero las cosas se complicaron. La burocracia no dejó que los científicos más brillantes desarrollasen su tarea. Las decisiones se tomaban a menudo en base a extrañas historias de poder político. Algunos investigadores tuvieron que marchar al extranjero y otros acabaron de taxistas o camareros. Cuba se encuentra en una situación decisiva para su futuro. La ciencia, como la medicina o la educación, fueron estrellas del régimen. La juventud cubana creyó en ello pero el régimen no les permitió desarrollar su potencialidad. Como en otros aspectos de la vida, esperamos que encuentre de forma pacífica una vía que permita a la ciencia cubana trabajar sin trabas. Sin libertad la ciencia no existe.

0 Comentarios
cargando