En Barcelona

La cruz de la Mercè: un apuñalamiento mortal y vandalismo en la plaza de España

Hasta las 3.16 horas, la celebración de la fiesta mayor de la ciudad, que había capeado el temporal, iba sobre ruedas

Motos quemadas durante los altercados de la madrugada tras el concierto en plaza de España.

Motos quemadas durante los altercados de la madrugada tras el concierto en plaza de España. / JORDI COTRINA

5
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

Hasta las 03.16 horas de la madrugada de este domingo 25 de septiembre, la noche más grande de la fiesta mayor de Barcelona, todo iba sobre ruedas. Pero a esa hora, ha explicado el responsable de seguridad del Ayuntamiento de la ciudad, Albert Batlle, ha entrado el aviso de que había un joven de unos 20 años tendido en el suelo de la plaza de Espanya

La Mercè 2022, la primera que arrancaba sin ningún tipo de restricción tras la pandemia, la que había podido sortear dos temibles episodios de lluvia, tampoco escapará de las páginas de sucesos. A pesar de que tanto Batlle como la alcaldesa Ada Colau han subrayado que lo que ha sucedido esta noche nada tiene que ver con lo que pasó el año pasado, cuando el botellón de más envergadura que ha vivido la ciudad terminó con una batalla campal que dejó decenas de heridos, tanto policías como vándalos, y varios heridos por arma blanca. 

Esta pasada madrugada ha habido solo una cuchillada, pero ha bastado para matar a una persona. El joven ha recibido una incisión por el costado, a la altura de los riñones, y ha caído desplomado al suelo. El agresor, mezclado entre la multitud que a esa hora abandonada el recinto de la avenida de María Cristina –en la que se habían reunido unas 40.000 personas por los conciertos–, se ha dado a la fuga. A los investigadores de los Mossos d'Esquadra que se han hecho cargo del caso no les resultará fácil de resolver debido a la confusión que reinaba en el lugar a esa hora. La víctima, que no iba identificada, ha sido atendida de urgencia por los sanitarios del Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM), pero ha muerto poco después de ser trasladada al hospital. Más o menos por entonces, la cara oscura de La Mercè asomaba de nuevo. 

Altercados

Sobre las 04.40 horas, ha detallado de nuevo Batlle, grupos de jóvenes que se negaban a abandonar la plaza de Espanya para que los equipos de limpieza pudieran hacer su trabajo, unos 500 en total, se han enfrentado con los policías. Mientras huían, han lanzado botellas, volcado contenedores, macetas, motocicletas y bicicletas. También han prendido fuego a mobiliario urbano. "El balance es de ocho contenedores y siete motos quemadas", ha explicado Batlle. 

El incidente más incomprensible ha pasado en la calle de Creu Coberta. Varios de los vándalos han irrumpido en una charcutería para saquearla. Se han llevado jamones que, en algunos casos, han terminado estampando contra las cristaleras de un establecimiento de ropa y zapatos ubicado justo en frente. Los trabajadores de esta segunda tienda, fregona en mano, lamentaban en declaraciones a este diario que esta es la segunda vez que rompen el escaparate. El año pasado fue peor, porque lograron destrozar todos los cristales y llevarse el género que les vino en gana. 

"Si ya saben que cada año pasa lo mismo, ¿Por qué no ponen policía y protegen el tejido comercial de esta calle?", se preguntaban indignados, al tiempo que subrayaban la impunidad de quienes los atacaron el año pasado y que no han sido detenidos aún detenidos por aquellos hechos.

La asociación comercial Barcelona Comerç ha pedido este domingo que se adopten "medidas inmediatas" para impedir que en las dos noches de actos que restan de las fiestas de Barcelona se repitan los actos vandálicos y saqueos. En un comunicado, la entidad ha expresado su "total preocupación por unos hechos que, lamentablemente, se repiten con demasiada frecuencia en nuestra ciudad".

Sobre las ocho de la mañana, grupos de trabajadores de la limpieza activados de urgencia terminaban las tareas de saneamiento de los aledaños de la plaza de Espanya. Minutos después, la Guardia Urbana ha reabierto el paso al tráfico. Los Mossos y la Guardia Urbana han practicado un total de 12 detenciones por estos altercados. Jordi Martí, regidor de Cultura, ha animado a los barceloneses que vuelvan a disfrutar de su fiesta esta noche.

Minimizar lo ocurrido

Lo ocurrido ha sido aprovechado por el portavoz de Junts en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, para acusar a Colau y a los tenientes de alcalde de Seguridad y Cultura, Albert Batlle y Jordi Martí, de "minimizar" los altercados de la segunda noche de La Mercè con sus valoraciones de este domingo, informa Europa Press.

Martí ha lamentado la muerte del joven apuñalado: "Es muy preocupante que la alcaldesa desvincule un hecho tan grave como es un homicidio por arma blanca de las fiestas de La Mercè". Ha criticado que las fiestas puedan "continuar como si nada hubiera pasado" y ha asegurado que Barcelona se está convirtiendo en una ciudad insegura en la que las familias ya no pueden salir a la calle tranquilas.

Por su parte, la líder municipal de Cs en Barcelona y candidata a la Alcaldía, Luz Guilarte, se ha sumado a la condena del apuñalamiento y de los altercados y ha reclamado incrementar la seguridad con más "medios, tanto materiales como humanos".

"Los actos violentos son consecuencia de la autoridad perdida de la Guàrdia Urbana impulsada por Colau y sus socios", ha dicho Guilarte en un comunicado, y ha acusado a Comuns y PSC de ser responsables que la ciudadanía no pueda salir "tranquila" a la calle.

En su opinión, "esta violencia es fruto de la impunidad que les garantiza el gobierno de Barcelona", que considera la ciudad más insegura de España, y sostiene que las palabras de Batlle no son convincentes.

Noticias relacionadas

Valents también ha lamentado la muerte del joven y ha pedido al Ayuntamiento "mayor presencia policial en los conciertos y actos de la Mercè", a través de un comunicado. Considera que estas fiestas "necesitan redefinir el espacio para los conciertos", porque "no se garantiza la seguridad a los asistentes" y no es la primera vez que se producen altercado. El partido considera que Barcelona tiene un grave problema de inseguridad y ha acusado al gobierno municipal de estar "más preocupado en vender su ideología durante la Mercè".

Por último, el presidente del PP de Catalunya, Alejandro Fernández, ha responsabilizado de los disturbios a "los gobernantes de Barcelona y Catalunya que durante ocho años se han dedicado a hacer apología del incumplimiento de la ley y la falta de respeto a la propiedad privada".

Temas

Barcelonas