El juez envía al banquillo a dos mossos por el 'caso Quintana'

Avala la hipótesis del fiscal de que la herida se produjo por una pelota de goma disparada por policías autonómicos

Ester Quintana, en el Parlament, durante la comparecencia del director general de la Policía, Manel Prat, en octubre del 2013.

Ester Quintana, en el Parlament, durante la comparecencia del director general de la Policía, Manel Prat, en octubre del 2013. / JULIO CARBÓ

1
Se lee en minutos
JESÚS G. ALBALAT / BARCELONA

Un juez de Barcelona ha enviado a juicio a un sargento y un escopetero de los Mossos d'Esquadra tras cerrar la investigación que rodea al conocido como 'caso Quintana' , en el que Ester Quintana perdió un ojo en la manifestación de la huelga general del 14 de noviembre del 2012 presuntamente por una pelota de goma de la policía catalana.  

El titular del Juzgado de Instrucción 11 de Barcelona, Francisco González Maillo, "declara concluso este sumario" al no considerar necesarias más diligencias, y enviará la causa la Audiencia de Barcelona para que juzgue a los agentes. "La instrucción ha sido extensa e intensa y se han practicado cuantas diligencias se han considerados necesarias", sostiene el magistrado, que en un auto anterior había constatado suficientes elementos para concluir que la mujer perdió el ojo por una pelota de goma y que la actuación policial fue desproporcionada.

El juez sostiene que hay suficientes elementos para concluir que Ester Quintana perdió un ojo por el impacto de una pelota de goma disparada por los Mossos. González Maíllo sostiene además que hay suficientes elementos para concluir que la actuación policial fue desproporcionada. Asimismo, destaca que en la zona no había especiales incidentes y los manifestantes ya se estaban marchando.

En el auto, el juez ha lamentado que, en este caso, "la versión oficial de los hechos ha ido variando en el tiempo", ya que la Consellería de Interior -cuando ocurrieron los hechos estaba dirigida por Felip Puig- modificó en varias ocasiones su relato e incluso dio datos diferentes sobre la ubicación de las furgonetas.

Noticias relacionadas

Siendo Puig 'conseller', Interior llegó a defender hasta tres versiones contradictorias de los hechos, hasta que al final admitió que los Mossos d'Esquadra dispararon proyectiles en la zona -en contra de lo que había sostenido hasta entonces-, aunque siempre negaron que la mujer resultara herida como consecuencia de una pelota de goma.

El juez recrimina a los dos mossos imputados, que a última hora cambiaron al abogado de la Generalitat por una letrada particular, que hayan pedido una serie de nuevas diligencias, que han sido rechazadas al considerar que no son ni necesarias, ni útiles ni pertinentes.