Cazador cazado

Sorprendido en L'Hospitalet colocando una jaula prohibida para cazar jilgueros

Las jaulas que usaba para cazar pájaros.

Las jaulas que usaba para cazar pájaros. / Mossos d'Esquadra

Se lee en minutos

Los Mossos d'Esquadra sorprendieron el pasado martes a un vecino de L’Hospitalet de Llobregat, de 60 años y de nacionalidad española, cazando pájaros sin autorización y con trampas prohibidas. Agentes de la unidad de Medi Ambient lo descubrieron mientras dejaba una jaula colgada de un árbol en un descampado de su municipio. La jaula contenía una trampa para atrapar fringílidos y, junto a esta, había colocado otra que mantenía encerrado un jilguero (Carduelis carduelis) que hacía de cebo.

Los policías hacía días que habían detectado que alguien estaba colocando ese tipo de jaulas por la zona pero ignoraban quién era. El pasado 2 de febrero resolvieron el engima al pillar a este vecino in fraganti.

Jaula colocada en un árbol de L'Hospitalet.

/ Mossos d'Esquadra

El cazador ha sido denunciado por dos infracciones graves de la Llei de Protecció dels Animals 2/2008: Practicar la caza o captura de animales autóctonos y emplear artes de captura prohibidos. La sanción puede suponer una cuantía económica de hasta 9.001 euros. Los Mossos se quedaron con sus jaulas y el jilguero fue trasladado a un centro de recuperación de fauna salvaje.

A la familia de los fringílidos pertenecen especies como los canarios, los jilgueros o los pinzones. Son aves de reducidas dimensiones y que se alimentan de grano e insectos. Están en la diana de cazadores como el de L'Hospitalet, o como los dos que los Agents Rurals interceptaron hace pocas semanas en Santa Margarida de Montbui (Anoia) que habían apresado a 10 pájaros con una red abatible, porque en España existe la tradición de mantenerlos en cautividad y adiestrarlos para que canten. Sin embargo, esta práctica está regulada y permitida únicamente para aquellos ejemplares que ya han nacido en cautividad. Cazar a los que se encuentran en libertad está prohibido. También por la Unión Europea.

Noticias relacionadas

En realidad, en Catalunya, y en España, no está permitido capturar aves. Sí pueden cazarse –también cuando eso significa matar– algunas especies, como las codornices o los faisanes, aunque únicamente en zonas concretas del territorio y durante los periodos de veda. Los fringílidos, como casi todos los pájaros, están protegidos.

El vecino de L'Hospitalet denunciado por los Mossos no únicamente estaba acosando a especies que no podía tocar, también estaba usando artes prohibidas, como jaulas con trampas. Esta estrategia resulta especialmente lesiva para la fauna dado que no discrimina qué tipo de animal puede acabar atrapando.