Ir a contenido

La nueva etapa

Así era la vida de Rodrigo Lanza en Zaragoza

Residía en la ciudad aragonesa con normalidad, con trabajo y casa en el barrio de La Magdalena

Es nieto del almirante Sergio Huidobro, uno de los principales apoyos de Pinochet

L. M. Gabás / F. Mantecón

Fuentes del entorno del detenido han explicado que desde que se trasladó a Zaragoza, Rodrigo Lanza Huidobro, acusado ahora de un homicidio, vivía en la ciudad aragonesa con normalidad, con trabajo y casa en el barrio de La Magdalena, donde ocurrieron los hechos. El joven, que llegó desde Barcelona tras cumplir una condena de prisión entre el 2006 y el 2012 por dejar tetrapléjico a un guardia urbano, era asiduo del Centro Social Okupado Kike Mur que ocupa el antiguo solar de la cárcel de Torrero, pero han aclarado que no vivía allí, ya que se trata de un local para conferencias, asambleas y cinefórums, no de una casa okupa como tal.

El documental 'Ciutat morta', dirigido por Xavier Artigas y Xapo Ortega, cuestionó con gran impacto social la investigación policial y el proceso judicial que llevaron a Lanza y a Patricia Heras, que se suicidó, a la cárcel.   

Rodrigo Lanza es nieto por vía materna del almirante Sergio Huidobro, uno de los principales apoyos de Augusto Pinochet durante su gobierno. Según publicó un medio nacional, cuando la presidenta Michelle Bachelet ascendió al poder, y coincidiendo con el procesamiento de Lanza por dejar tetrapléjico a un guardia urbano durante el desalojo de una casa okupa en Barcelona, movió hilos incluso para conseguirle un abogado.

El joven, nacido en Chile hace 33 años en esta familia de clase media alta, se trasladó a Barcelona al menos con su madre, y con escasos 20 años participó en este altercado y agresión que le llevaría a estar cinco años de prisión, después de que el Tribunal Supremo elevase seis meses la pena impuesta por la Audiencia Provincial de Barcelona.

Tras cumplirla, se trasladó a Zaragoza, mientras su caso se hacía célebre, sobre todo a raíz del documental 'Ciutat Morta'.

Okupa con una vivienda normal

El documental también fue proyectado en el Centro Social Okupado Kike Mur, en la antigua cárcel de Torrero de la capital aragonesa, que se utiliza como centro de conferencias, asambleas y cinefórum de temática izquierdista, y que todos los Gobiernos municipales han venido a tolerar desde que se creó. Lanza era asiduo al mismo, según aseveró en una entrevista con El Periódico de Aragón.

Su activismo okupa no implica que viviese como tal, según explicaron fuentes de su entorno. Vívía en una casa de la Magdalena legalmente, con un trabajo, novia y perro. Una «vida normal» en Zaragoza en la que no se le habían conocido trifulcas ni arrestos hasta ahora. Su entorno apuntó ayer en un comunicado que no ha hablado con ellos ni con su abogada desde la detención. Lamentaron el fallecimiento de la víctima y se solidarizaron con sus familiares y amigos.

Rodrigo Lanza.

Rodrigo Lanza.

0 Comentarios
cargando