Ir a contenido

HOMICIDIO

La autopsia avala que Lanza atacó a su víctima en Zaragoza a traición

El fallecido presenta dos fuertes golpes en la parte trasera de la cabeza

El detenido, ya condenado por lisiar a un urbano en Barcelona, pasará este jueves a disposición judicial

L. M. Gabás / F. Mantecón

La autopsia practicada este miércoles a Víctor Laínez, el vecino de Zaragoza de 55 años fallecido presuntamente como consecuencia de una agresión cometida por Rodrigo Lanza el pasado viernes, avala la tesis de que el ataque que le causó la muerte fue a traición, por la espalda. Según ha podido saber El Periódico de Aragón, la víctima presentaba dos fuertes golpes en la parte trasera lateral de la cabeza, que cuadrarían con un primer impacto que le derribó y un segundo impacto que le causó el fuerte traumatismo craneoencefálico que le dejó en muerte cerebral. También presentaba otras contusiones en el cuerpo, incluso vértebras rotas, pero no se descarta que esto corresponda a la larga e infructuosa reanimación cardiopulmonar a la que le sometieron los sanitarios.

El ataque ocurrió cuando Laínez, miembro del grupo motero Templarios, estaba solo en el bar El Tocadiscos, al que entró Lanza acompañado por otro hombre (ahora imputado por no ayudar a la víctima) y dos mujeres. Estas ya están identificadas. En un momento determinado, según fuentes de la investigación policial, el grupo comenzó a increpar a Laínez por su indumentaria, en particular por unos tirantes con la bandera de España, llamándole "facha".

Ante los insultos, según la investigación, Laínez, militante de Falange Española de las Jons (FEJONS) desde la década de 1980, según ha publicado FEJONS en su cuenta de Facebook, decidió abandonar el establecimiento, sin que llegase a haber pelea ni agresión. Fue en el momento en el que la víctima cruzaba el umbral de la puerta para salir cuando, supuestamente, Lanza se acercó por detrás y le golpeó con un objeto contundente que todavía no ha sido encontrado. El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional baraja la hipótesis de que Lanza llevara encima el objeto empleado y que este podría ser un puño americano.

Tras caer al suelo Laínez, Lanza y sus amigos abandonaron el local, dejando a la víctima inerte. Los sanitarios no pudieron reanimarle, quedó en muerte cerebral y, el martes, acabaron por desconectarle de las máquinas que le mantenían la respiración. Tras la autopsia, el cuerpo de Laínez fue trasladado el miércoles para el velatorio al cementerio de Torrero y el jueves será enterrado en la localidad zaragozana de Litago, de donde era originaria su familia, pese a que él naciera en la ciudad catalana de Terrassa.

Lanza, detenido el lunes como presunto autor material de la agresión, permanece en los calabozos de la Policía Nacional, en los que apurará las 72 horas permitidas por la ley hasta pasar a disposición judicial el jueves. Su familia y amigos han emitido un comunicado lamentando el fallecimiento de la víctima, rogando "prudencia" ante las informaciones difundidas y asegurando que no ha podido ser asistido por su abogada durante su detención.

Con trabajo y casa

Fuentes del entorno del detenido han explicado que desde que se trasladó a Zaragoza, llegado desde Barcelona tras cumplir una condena de prisión entre el 2006 y el 2012 por dejar tetrapléjico a un guardia urbano durante unos altercados en una casa okupada de la calle de Sant Pere Més Baix el 4 de febrero del 2006, vivía en la ciudad aragonesa con normalidad, con trabajo y casa en el barrio de La Magdalena, donde ocurrieron los hechos. Era asiduo del Centro Social Okupado Kike Mur que ocupa el antiguo solar de la cárcel de Torrero, pero han aclarado que no vivía allí, ya que se trata de un local para conferencias, asambleas y cinefórums, no de una casa okupa como tal. El documental 'Ciutat morta', dirigido por Xavier Artigas y Xapo Ortega, cuestionó con gran impacto social la investigación policial y el proceso judicial que llevaron a Lanza y a Patricia Heras, que se suicidó, a la cárcel.   

La familia del fallecido se presentará como acusación particular en el juicio por su muerte y pedirá para Lanza los delitos de asesinato y odio, "si se acredita que realmente el origen de la agresión fue la exhibición de un símbolo legal como la bandera nacional", según su abogado.

Rodrigo Lanza.

Rodrigo Lanza. / periodico

0 Comentarios
cargando