23 oct 2020

Ir a contenido

45.000 euros defraudados

Detenidos el director y el jefe de cocina del Hospital de la Santa Creu de Tortosa por malversación

Están acusados de expedir facturas falsas para beneficiarse de productos 'gourmet' que hacían pasar por gelatinas para abuelos

Los investigados habrían defraudado unos 45.000 euros en los últimos cinco años

EL Periódico

El Hospital de la Santa Creu de Jesús, de Tortosa.

El Hospital de la Santa Creu de Jesús, de Tortosa. / Hospital de la Santa Creu de Jesús

Los Mossos han detenido al director del Hospital de la Santa Creu de Jesús de Tortosa, Josep Lluís Ferré, y al jefe de cocina, Martí Gas, por haber defraudado supuestamente 45.000 euros en productos alimenticios exclusivos que una empresa de Lleida facturaba al centro como gelatinas para los ancianos ingresados. Por estos hechos, el directivo y el responsable de cocina y aprovisionamientos, junto con un comercial -también detenido- y la gerente de la empresa Codina Catering, están siendo investigados por presuntos malversación de caudales públicos y falsificación documental por el juzgado número 1 de Tortosa.

Los hechos se remontan al pasado mes de agosto, cuando los Mossos iniciaron una investigación, tutelada por el juzgado de instrucción número 1 de Tortosa, después de que gerencia y el órgano administrativo del mismo centro hospitalario denunciaran a la Fiscalía un posible fraude en el hospital.

Los Mossos constataron que uno de los investigados, que trabajaba de comercial de una empresa de distribución alimentaria, servía vinos, cavas y otros productos alimentarios selectos tipo gourmet que facturaba periódicamente al centro sanitario, y para no ser detectados modificaba los conceptos de los albaranes y las facturas por un producto alimenticio tipo gelatina, especialmente indicado para personas de la tercera edad.

Estos productos eran entregados directamente a un trabajador de la institución, quien a su vez se lo repartía con un alto cargo del centro para su uso particular.

La gerente de la distribuidora, también implicada

La investigación determinó que los investigados habrían defraudado unos 45.000 € en los últimos cinco años mediante esta práctica, y que también se encontraba implicada la gerente de la empresa distribuidora, la cual ha quedado citada como investigada.

Así pues, el 11 de octubre los agentes detuvieron al trabajador del hospital y el comercial, y el 27 de octubre detuvieron ael directivo del centro cuando volvió de un viaje al extranjero.

Los investigadores continúan las gestiones para poder determinar si esta práctica se habría llevado a cabo con otras empresas proveedoras del mismo centro.

Los tres detenidos quedaron en libertad después de declarar en sede policial, a la espera de presentarse ante la autoridad judicial competente una vez sean requeridos.

Por su parte, el Ayuntamiento de Tortosa, propietario del centro, ha constatado en una nota de prensa que las investigaciones que han acabado con estas detenciones se iniciaron hace unos meses a raíz de una denuncia presentada a Fiscalía por la gerencia y por el órgano administrativo del propio hospital.

Asimismo, ha informado de que independientemente del procedimiento penal abierto contra los presuntos autores de los delitos mencionados, el hospital ha iniciado un procedimiento disciplinario a los dos trabajadores del centro que está pendiente de resolución.