En Anoia

La 'rave' de Igualada acaba con 250 identificados y 41 denuncias por tenencia de drogas

  • Los Mossos denunciarán a los organizadores de la fiesta, que se ha alargado dos días

El lugar de la ¡rave’, ayer.

El lugar de la ¡rave’, ayer.

2
Se lee en minutos
ACN

Punto y final a la fiesta ilegal multitudinaria que se ha tenido lugar en una zona situada entre los términos de Castellfollit del Boix , Rubió y Òdena, cerca de Igualada (Anoia), y que ha durado dos días. Los Mossos d'Esquadra han dado por finalizada la 'rave' a las dos de la mañana de este lunes, una concentración que ha reunido a más de 400 personas en un espacio aislado. En total, la policía ha realizado 250 identificaciones, entre las que destacan los organizadores de la fiesta, informa ACN, a los que se denunciará. La policía montó un dispositivo el sábado pasado, cuando fueron alertados por los vecinos de la zona.

En total, se han identificado 78 vehículos, y otros 50 con la intervención del helicóptero. Durante la operación policial, se han abiertos 41 actas administrativas por tenencia de sustancias estupefacientes y otras tres por tenencia de armas. Además, se han realizaron 17 test de drogas, 11 de los cuales han dado positivo, y 59 pruebas de alcoholemia, de las que cuatro han dado positivo, una de ellas penal.

Varios vecinos de la Alta Segarra han oído este fin de semana la música, que venía de una zona aislada de Rubió, muy cerca de un parque eólico vecino. En declaraciones a la prensa, han relatado que durante todo el fin de semana han visto llegar centenares de coches, cuyos ocupantes a menudo pedían información sobre la fiesta. Se trata de una 'rave' que se frustró en el término de Carme, población también situada en Anoia.

El dispositivo policial empezó el sábado después de que los Mossos recibieran los avisos de los vecinos de la zona, informa 'Regió 7'. En ese momento intentaron cortar los accesos y controlar la zona pero, al tratarse de un espacio abierto con muchos accesos, los asistentes conseguían llegar sin demasiados problemas. Vecinos de la zona cuentan que incluso vieron pasar taxis por caminos de carro que se dirigían a la 'rave'.

Multa de hasta 10.000 euros

Noticias relacionadas

Los Mossos informan de que a los organizadores de la fiesta se les podría imponer poner una sanción administrativa que puede oscilar entre los 1.000 y los 10.000 euros.

El concejal de Castellfollit, Eugeni Pujol, explica que los vecinos están preocupados por este tipo de fiestas y por los destrozos que pueden causar en el entorno, especialmente en los campos agrícolas. De hecho, el año pasado ya se organizó otra 'rave' en la zona que duró una semana y que dejó el entorno del cementerio lleno de basura.