Vecinos torturados

Dos días de fiesta ilegal en el parque eólico de Castellfollit del Boix

La 'rave' comenzó el sábado por la tarde y han llegado coches hasta este domingo por la noche

Parque eólico de Castellfollit del Boix i Òdena.

Parque eólico de Castellfollit del Boix i Òdena. / Regió 7 / Jordi Escudé

1
Se lee en minutos
Helena Carbonell

Cientos de personas llegaron este sábado por la tarde al parque eólico que se encuentra entre los términos municipales de Castellfollit del Boix , Rubió y Òdena para montar una 'rave' con más de cien vehículos implicados. Fuentes municipales de Castellfollit informan que era una 'rave' que se frustró en el municipio de Carme, también en Anoia, y los coches se desplazaron a la parte del parque eólico que corresponde al término municipal de Castelfollit del Boix.

Al ver los vehículos, los vecinos de Castellfollit avisaron a los Mossos para que pudieran frustrar la fiesta, pero no fue posible. Durante toda la noche los vecinos de Castellfollit han tenido que aguantar la música a todo volumen con el miedo que la fiesta clandestina se alargue más noches por el puente de la Purísima.

Según explica el concejal Eugeni Pujol, «la gente del pueblo está muy nerviosa porque ven que viene gente a echar a perder los campos y nadie puede hacer nada».

Para Pujol, el hecho que se puedan hacer este tipo de fiestas es una falta de respeto por el campesinado y la gente del entorno porque «si un agricultor se equivoca y tala un árbol de más le ponen una multa, pero si viene gente de fuera a echar a perder los campos y el trabajo de los otros, el castigo es ridículo».

Evitar a los Mossos

Los Mossos han hecho acto de presencia en la zona, controlan los accesos e identifican a todas las personas que entran y salen de la zona delimitada. Aun así, hasta domingo al atardecer continuaban llegando coches a Castellfollit preguntando por la fiesta.

Noticias relacionadas

Un vecino de Castellfollit ha declaradoque la gente que quiere ir a la fiesta "puede llegar perfectamente evitando a los Mossos pasando por los caminos de carro". Aun así, el testigo explica que hacía poco que se había limpiado toda la zona de los caminos y que "la gente no entiende cómo se pueden permitir este tipo de fiestas".

Castellfollit ya fue el escenario de una 'rave' ilegal el año pasado, que se hizo en la zona de la ermita y duró un fin de semana. Según explica el regidor, afectó mucho a la gente del pueblo porque fue en un espacio muy próximo al cementerio y quedó todo lleno de basura.