Autopista conflictiva

El Gobierno promete una inversión de 78,2 millones para mejorar la AP-7 a su paso por el Vallès

El Ejecutivo financiará la B-40, que unirá los municipios de la comarca, pero la Generalitat decidirá el recorrido y ejecutará la obra

El Gobierno promete una inversión de 78,2 millones para mejorar la AP-7 a su paso por el Vallès

FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

Venían para hablar del acuerdo con la Generalitat y ayuntamientos para emprender un nuevo tramo de la B-40 entre Terrassa y Sabadell, pero los responsables del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana han aparecido con una segunda carpeta bajo el brazo. Y el momento elegido para abrirla no es para nada baladí. Se trata de una inversión de 78,2 millones de euros en la autopista AP-7 a su paso por la zona del Vallès para mejorar la arteria y sus conexiones.

Lo ha desgranado el secretario de Infraestructuras del Gobierno, Xavier Flores, en un acto celebrado en el Consell Comarcal del Vallès Occidental, en Terrassa. Son obras, ha precisado, de "microcirugía", es decir, que en ningún caso está sobre la mesa un rediseño integral de la autopista, sino más bien actuaciones en los accesos o enlaces a otras vías que permitan agilizar la circulación o resolver incidencias con mayor rapidez. La ministra Raquel Sánchez, tras anunciar el proyecto, ha rematado la faena con estas palabras: "Son unas obras absolutamente imprescindibles para resolver los problemas de capacidad que se pueden presentar tras la decisión de proceder a liberar las autopistas de peajes" en Catalunya.

"Licitar y empezar"

El tramo del Vallés tiene una intensidad media diaria (IMD) de unos 115.000 vehículos, con un 24,1% de camiones. Algunos tramos llegan incluso a los 140.000 vehículos de IMD, con un 27% de vehículos pesados. La presencia de camiones se explica por el peso que tiene esta comarca en la economía catalana. Según datos facilitados por el ministerio, el Vallès Occidental y el Oriental concentran el 17% del PIB de Catalunya, el 18% de la población total y el 25% de la actividad industrial. Tanto el proyecto como la ejecución quedarán en mano del Estado, que ya está enfrascado en el proceso de proyectos ejecutivos para "poder licitar y empezar cuanto antes".

Retenciones en la AP-7

/ Manu Mitru

Noticias relacionadas

Con un presupuesto de 22 millones de euros, se reordenarán los accesos y se mejorará la conexión entre la AP-7 y la B-30 en sentido Girona (que va en paralelo a la altura de la UAB). Otro de los proyectos gordos de este paquete es el tercer carril en sentido Tarragona entre Montmeló y Mollet. Otros planes previstos son: mejora del enlace de la AP-7 y la C-60 que va a Mataró (8,8 millones de euros) o la conexión directa de la C-58 a la AP-7 en dirección Tarragona, que con 8,2 millones de inversión permitirá, sostiene el ministerio, aliviar la congestión de tráfico en el sentido norte de la B-30 en el acceso a la C-58 en sentido Barcelona.

Sobre la B-40, el Gobierno ha anunciado que financiará una ronda que una las conurbaciones de Sabadell y Terrassa (algo menos de cinco kilómetros) pero el trazado y la dirección del proyecto quedará en manos de la Generalitat, que este viernes no se ha presentado en el acto como señal de protesta por la "falta de inversión en infraestructuras en Catalunya", según han denunciado fuentes del Departament de Polítiques Digitals y Territori. Está por ver si el plante incluye no firmar el convenio de este tramo del denominado cuarto cinturón, pero todo parece indicar que el gesto político no afectará al proyecto.