Vía saturada

La AP-7 sufre más de 10 horas de colapso por el incendio de un camión en Barberà del Vallès

3
Se lee en minutos
Carme Pi

El incendio de un camión cisterna en la AP-7 en Barberà del Vallès (Vallès Occidental, Barcelona) ha cortado la autopista en los dos sentidos de la marcha y ha provocado retenciones de 20 kilómetros en sentido sur hasta La Roca este jueves por la mañana.

Según ha alertado el Servei Català de Trànsit, hasta siete horas después no se ha podido abrir la circulación de manera completa de la vía en dirección Tarragona y las retenciones durante la mañana han sido superiores a 15 kilómetros. Así pues, ya por la tarde, con la apertura de todos los carriles, los kilómetros de cola de vehículos parados ha ido reduciéndose.

A las 14:41 horas Trànsit avisaba de que las retenciones en la zona eran de 8,5 kilómetros entre Llinars y la Roca del Vallès y de 6,5 kilómetros entre Mollet y Barberà del Vallès en dirección Tarragona.

A las 17:19 horas la AP-7 ya tan solo ha presentado entre 1 y 2 kilómetros de retenciones en Barberà del Vallès en dirección Tarragona. Por lo tanto, más de 12 horas después del accidente, la circulación no ha recuperado la fluidez.

Accidente a primera hora

Según el Servei Català de Trànsit, el accidente se ha producido alrededor de las siete de la mañana y ha obligado a interrumpir la circulación completamente en dirección a Tarragona. Los problemas seguían siete horas después.

FERRAN NADEU

Según algunos usuarios de la vía, el vehículo se ha incendiado en la parte central de la AP-7, junto a la mediana, y las llamas y el humo se podían ver desde varios kilómetros de distancia:

Algunas motos han optado por dar la vuelta en contra dirección para evitar quedar atrapados. Muchos conductores han salido de sus vehículos porque el colapso era monumental, sin movimiento alguno. Según las imágenes de Trànsit, el tapón que se ha generado por las labores de los equipos de emergencia es considerable:

Se han registrado hasta 10 kilómetros de retenciones en sentido norte desde El Papiol, la vía ha llegado a estar cortada completamente en sentido sur, con carriles que se iban abriendo y cerrando en sentido norte en función de las tareas de los Bomberos, que han tenido que retirar el combustible de la calzada.

Las maniobras de la grúa para retirar el camión cisterna accidentado han durado varias horas y han originado cortes intermitentes en la AP-7.

El conductor, ileso

Las retenciones como consecuencia del accidente solo permiten circular por dos carriles de la vía en sentido norte y llegan hasta El Papiol: todo apunta que los problemas en esta zona del Vallès se pueden alargar varias horas hasta que no se retire el camión y se limpie la autopista, todo ello en plena hora punta.

El colapso viario ha afectado igualmente la autopista C-58, causando colas de unos 7 kilómetros entre la salida de Barcelona, en el Nus de la Trinitat y Barberà, y de unos 6 kilómetros entre esta población y Sabadell en esta misma vía.

Noticias relacionadas

El conductor ha salido ileso tras incendiarse su vehículo, y hasta el lugar se han desplazado seis dotaciones de Bombers de la Generalitat.

Una autopista saturada

El siniestro del camión en Barberà es el enésimo problema que se produce en una AP-7 saturada después de la desaparición de los peajes. Cada fin de semana, las colas kilométricas se repiten en esta vía de alta capacidad. Las autoridades de Trànsit se plantean reducir la velocidad máxima permitida para minimizar los problemas, principalmente en tramos como en las Terres de l'Ebre donde la siniestralidad se ha disparado.